Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Del paciente 0 a 1, un año después

Una niña de 11 años es la única enferma de coronavirus en A Estrada al cumplirse 367 días del primer caso | Totaliza 669 positivos, diez fallecidos, tras cribar al 89% de su población

Realización de test antígenos en febrero, en presencia del doctor Sánchez Castro. | // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

“A Estrada acaba de sumar su primer positivo por coronavirus. Se trata de un joven montador que pasó por Madrid y estuvo un par de días asintomático. Cuando tuvo fiebre y síntomas de catarro, se quedó aislado en casa y este mediodía llamó al número de teléfono habilitado para los afectados por COVID-19. Personal enviado por el Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela (CHUS) le tomó muestras, que fueron analizadas en el recinto hospitalario y dieron positivo a última hora de hoy”. Así avanzaba FARO DE VIGO en su edición digital el jueves 12 de marzo de 2020 a las 21:38 horas el primer caso de coronavirus que trascendía en las comarcas. Transcurrido un año –367 días, para ser más exactos–, una niña es la única convaleciente en tierras de Tabeirós.

Desde aquel paciente cero hasta ahora han sido 669 las personas con cartilla médica en el municipio estradense que han dado positivo en COVID-19, a tenor de los datos que maneja su jefe de Atención Primaria, Juan Sánchez Castro. Equivalen al 3,2% de la población, un punto por debajo del global de Galicia, que totaliza 114.755 contagiados en lo que va de pandemia. El 98,3% de quienes se vieron infectados con el SARS-CoV-2 fueron capaces de superar la enfermedad; 658 personas, en concreto. Los diez fallecidos en estos doce meses apenas suponen el 1,5% del total. El porcentaje de curación es superior al de la comunidad autónoma, con una tasa de mortalidad del 2%.

La estrategia de lucha adoptada por el servicio sanitario estradense le ha llevado a realizar un total de 18.263 PCR; dicho de otro modo, el 89% de la población del concello ha sido sometido a una prueba para detectar la presencia del virus en su organismo. La comparativa con Galicia es en este caso aún más exagerada, pues los algo más de 1,75 millones de test practicados suponen poco más del 65% de los habitantes que tiene la comunidad.

Como queda dicho, ayer había en A Estrada un solo caso activo de COVID-19, correspondiente a una niña de 11 años, que es también la única escolar afectada en el concello, a tenor del último parte facilitado el sábado por la Consellería de Sanidade, que reflejaba un contagio en el colegio de Oca. La otra persona, adulta, que estaba enferma recibió el alta médica por curación. Hace más de una semana que no se diagnostica ningún positivo en el municipio, que, de este modo, pasa a estar en situación de nueva normalidad; hay que remontarse dos semanas atrás para encontrar los tres últimos contagios.

En similares circunstancias se encuentra Cerdedo-Cotobade, pues tampoco hay constancia de nuevos positivos desde hace más de una semana. Continúa con cuatro casos activos, según el último parte facilitado a las autoridades locales desde el área sanitaria de Pontevedra.

Forcarei, en cambio, está en situación de riesgo medio, a raíz de la aparición de los positivos de dos alumnas del CEIP Nosa Señora das Dores, dos hermanas que llevaban en torno a un mes sin acudir a clase por un brote en su familia, por lo que no ha sido necesario adoptar medidas en el centro educativo.

Silleda sube a 38 y Lalín vuelve a quedarse en 14

En la comarca dezana, los casos activos de COVID-19 se concentran en los tres municipios más poblados. El brote detectado en la residencia de Coviastec dispara la incidencia acumulada de Silleda a nivel de riesgo extremo, tanto a siete días (33 casos detectados) como a catorce (36). Además, ayer se conocía el positivo de otra persona con cartilla médica en el municipio, de modo que su total está ya en 38. De ellos, 34 corresponden a la residencia de mayores, según información facilitada ayer por la Consellería de Política Social, que eleva los contagiados a 33 internos –y no 32, como había indicado, por error, los días anteriores– y una trabajadora. Todos se encuentran bien, sin síntomas, si bien la primera mujer que dio positivo, el miércoles pasado, y que tenía otras patologías previas sigue hospitalizada. Lalín recortaba ayer un caso y volvía a quedar en catorce activos. Con trece positivos diagnosticados en catorce días, su incidencia está en nivel de riesgo medio. La de Vila de Cruces, con ocho enfermos –uno ingresado– continúa siendo alta, tanto a una semana como a dos. Rodeiro, Agolada y Dozón se mantienen libres de coronavirus, en situación de nueva normalidad. En ninguno de estos territorios se registran casos en lo que va de marzo y en Dozón tampoco los hubo ya durante prácticamente todo febrero.

Compartir el artículo

stats