Francisco Guerrero, director general de Scientia School, movió ficha, ayer, en la segunda reunión que mantuvo con el comité de empresa del Colegio Scientia Lalín –antiguo Sagrado Corazón do Deza– por su Expediente de Regulación de Empleo (ERE). Según el comité de empresa del centro, Guerrero “anunció que reduce el ERE extintivo a 8 personas –la propuesta inicial afectaba a 15 empleados– y manifiesta que pretende llegar a un acuerdo ‘exprés’ la próxima semana” con los representantes de los trabajadores. El propio Guerrero se mostraba ayer muy satisfecho con el resultado de la reunión diciendo que “yo creo que la cosa ha ido bien” y manifestando que “nosotros queremos tener paz social cuanto antes porque ahora se nos viene el plazo de matriculación”.

Por su parte, los representantes sindicales siguen pendientes de recibir una documentación que, aseguran, Guerrero les dijo ayer que recibirán “lo más tardar el próximo lunes 1 de marzo, aunque desconfiamos que nada va a aclarar al respecto”. El comité de empresa insiste en que desde la compra del centro educativo por parte de Scientia School “no se produjeron ni reducción de alumnado, ni recortes de unidades concertadas, por lo que hasta que veamos la documentación plenamente, no vamos a firmar un ERE que tiene toda la pinta de ser un auténtico fraude a la clase trabajadora”. En este sentido, recalcan que sólo si “posteriormente quedase demostrado la necesidad de un ERE, lo que no vamos a hacer es pasar por unas condiciones peores a las firmadas en su día con Breixo Investiment porque, si bien en cuanto al número de personas afectadas (la nueva oferta de Scientia School iguala la de la empresa del coruñés Venancio Salcines) ya la iguala esta propuesta de Scientia School, las condiciones de indemnizaciones quedan aún muy lejos del objetivo de la CIG-Ensino”.

Demanda

Por otro lado, los sindicatos también aprovecharon la reunión mantenida ayer con Guerrero en las instalaciones del Colegio Scientia Lalín para “poner de manifiesto una serie de documentación en paralelo que demandamos de la empresa desde hace meses y que seguimos solicitando”. Se refieren a la Representación Legal de los Trabajadores (RTL) del centro, los horarios, el calendario laboral de los empleados del colegio, las medidas COVID-19, las Normas de Organización y Funcionamiento (NOF), los calendarios de reuniones de los departamentos, claustros o la Comisión de Coordinación Pedagógica, entre otras demandas.

El próximo miércoles ambas partes volverán a reunirse.