El nuevo jefe territorial de la Xunta en Pontevedra, Luis López Diéguez, visitó en la mañana de ayer Cerdedo-Cotobade para supervisar el avance de la segunda fase de reforma de las antiguas viviendas de maestros del colegio San Xoán Bautista, en la localidad cerdedense. El representante autonómico anunció que las obras quedarán rematadas este verano, de manera que, posteriormente, podrá comenzar la tramitación administrativa que corresponde al Instituto Galego de Vivenda e Solo (IGVS) para situarlas en el mercado en régimen de alquiler social.

López Diéguez estuvo acompañado en su visita por el jefe territorial de Vivenda, José Manuel González, y el alcalde de Cerdedo-Cotobade, Jorge Cubela, entre otros. Destacó durante el recorrido la importancia de las actuaciones que en materia de vivienda se están realizando en el municipio fusionado, con una inversión global de 1,3 millones de euros y una bolsa conformada por 14 inmuebles de promoción pública entre Cerdedo y Carballedo.

Esta segunda fase del conjunto cerdedense, situado en la céntrica Rúa das Longas, condensa una inversión de 770.000 euros para restaurar ocho casas adosadas con una superficie construida de 102 metros cuadrados. Dispondrán de salón, cocina, cuarto de baño, dos dormitorios y un pequeño jardín individual en la parte posterior. Cabe recordar que la Xunta recuperó, en una fase inicial de la obra, las zonas comunes y las dos primeras viviendas, ya habitadas. El delegado territorial calculó que los nuevos inquilinos podrían llegar a comienzos del próximo año.

Además, la consellería también cofinancia la reconversión del antiguo centro médico de Carballedo en cuatro viviendas de carácter social. El IGVS aporta casi el 50%.