Unidade por Rodeiro apunta que ayer remató el plazo para que se le pasasen los certificados de movilidad de los ediles del PP para acudir a la toma de posesión del ya exalcalde, Luis López, como nuevo delegado territorial de la Xunta, el pasado día 13. El partido que lidera Alberte Lamazares muestra también su sorpresa porque todavía no se haya convocado el pleno para designar nuevo regidor o regidora, aunque desde el gobierno ya se aclaró que el sucesor de López será Rubén Quintá. Para Unidade, esta demora puede dar a entender que el PP aún no tiene definido su candidato.

Por eso, se ofrece a asumir el mando municipal. “Solo necesitaríamos el voto a favor en la investidura y la abstención en la delegación de competencia a la junta de gobierno local y para la aprobación de los presupuestos de 2021”. Añade que con este acuerdo de mínimos Unidade podría darle salida a una situación crítica, porque Rodeiro está perdiendo ayudas públicas, asegura.