El BNG de Lalín convocó una concentración para el próximo 13 de marzo en la que se reivindicará a la Xunta que se retome la atención médica presencial en el ambulatorio. Los nacionalistas llaman a la movilización “para hacer fuerza y demostrar el descontento de la población ante el desmantelamiento de la atención primaria. La concentración tendrá lugar en la Praza da Torre a las 12.00 horas “bajo las estrictas medidas de seguridad, higiene y distanciamiento social.

Para el BNG, la pandemia sanitaria puso de manifiesto la necesidad de un sistema sanitario público, fuerte y con una atención primaria reforzada como puerta de entrada y sin recortes “que permita responder a las necesidades de la salud de la población y en la que el personal sanitario cuente con los recursos necesarios para que los pacientes puedan recibir la atención que precisan”. Frente a este escenario, dice, la Xunta optó por deducir “drásticamente” la asistencia presencial, restringir consultas, pruebas diagnósticas e intervenciones quirúrgicas en los hospitales. Al apostar por la atención telefónica, indica, se ocasionaron muchas dificultades a los profesionales para el desarrollo de su labor, “pero especialmente a la población por la falta de accesos a la misma”. Esto se tradujo, para el BNG, en una sobrecarga en la atención telefónica, colapso de líneas o administrativos y celadores con una carga de trabajo muy acusada.