Lleva 20 meses como alcalde, pero a Luis Taboada aún le cuesta distinguir entre el funcionamiento de una empresa privada y los procesos que debe seguir una administración pública, máxime si su gobierno está en franca minoría. En estos casi dos años, su ejecutivo (tiene 3 ediles, en una corporación de 13) no expuso a la oposición ni el modificado de la rúa Neira Vilas, ni la mejora en la pista de Uceira ni en tres de Larazo. Por eso, algunos de esos proyectos tuvieron que ir hasta tres veces a un pleno.

Y el de ayer se salvó porque depende de una subvención del Fondo de Compensación Ambiental. Xuntos quiere acometer obras de abastecimiento para los lugares de Corredoira, Penela y Pazos, en la parroquia de Oirós. Tanto desde el PP como del Bloque y el PSOE se dejó clara la falta de información no solo sobre el proyecto, sino sobre cuántos vecinos lo respaldaban. “Hace 20 días que usted sabe de esta ayuda, ignoramos si hay 4, 5, ó 20 solicitudes para esta traía. Pero lo cierto es que va a queda el 50% de la gente sin esa red”, apuntó el líder del PP, Jesús Otero. Antes su compañero, Manuel Souto, le espetó a Taboada que por culpa de su costumbre de no consensuar proyectos tuvo que retirar del pleno de la Mancomunidade, anteayer, la propuesta de compra de una retroexcavadora. También desde el PP José González, vecino de Oirós, apuntó que con la misma inversión pero un trazado diferente podría darse servicio a más vecinos. Taboada replicó que la intención era continuar con la obra en sucesivas fases.

Tanto Álex Fiuza, del BNG, como Carmen Silva, del PSOE, recalcaron que hace cuatro meses, el 14 de octubre, el gobierno local pidió presupuesto para este proyecto. Así que en esos cuatro meses bien podía haberse celebrado una reunión de portavoces para abordar esta traída de agua. “Estás apelando a nuestra responsabilidad y las cosas no son así, porque estás en una situación de absoluta minoría”. A esta declaración de Fiúza, Taboada le replicó “ya te dije que podías estar en el gobierno”. Aquí Fiuza incluso le dejó caer que podría seguir Taboada más allá de junio, “pero tienes que cumplir” con el diálogo la transparencia para con la oposición.

Sí hubo unanimidad a la hora de aprobar el proyecto para reformar el parque infantil de Fontao. Hay demandas de los vecinos que llevan años pendientes, y el pasado noviembre éstos solicitaron el apoyo de la oposición política. Taboada explicó que se hormigonará el suelo y se colocará suelo de caucho, así como un nuevo cierre perimetral y nuevos elementos de juego. La ayuda cubriría el 80%. El BNG insistió en que, si finalmente no se consigue esta ayuda, el gobierno local se comprometa de todos modos a llevar a cabo la obra e el que pasa por ser el segundo núcleo con más habitantes de todo el municipio, después del casco urbano.

Adjudicación del SAF

Por otra parte, el próximo jueves, 4 de marzo (10.00 horas), tendrá lugar la apertura de la oferta económica que presenta Sociser, la única empresa candidata a asumir el Servizo de Axuda no Fogar (SAF) de Vila de Cruces. El Concello licita esta prestación por tres años, prorrogables por otros dos, y por un presupuesto base de 1,45 millones de euros.