Nunca hizo un casting. “Y nunca lo haré”, asegura Afonso García Penas, un profesor de Palas de Rei con destino definitivo en el IES Antón Losada Diéguez de A Estrada desde hace 8 años. En sus 24 años como docente de Lengua Castellana y Literatura en puntos tan dispares de la geografía gallega como Ourense, Muros, Melide, Santiago y ahora A Estrada, siempre utilizó el teatro como herramienta de integración e inclusión. Y sigue haciéndolo como coordinador del aula teatral del centro, Avelaíñas Teatro, contando con la colaboración de docentes como el profesor de Matemáticas Xosé Eixo Branco.

“Todos” los alumnos “tienen las puertas abiertas de par en par. Hay que intentar potenciar las capacidades del alumnado y muy especialmente potenciar a aquel que tiene más dificultades o que presenta problemas para integrarse”, apunta. El teatro es una magnífica “herramienta para resolver problemas de acoso escolar, de autoestima” y para trabajar competencias clave como las de comunicación lingüística, aprender a aprender, social y cívica, espíritu emprendedor o conciencia y expresiones culturales.

En estos años –en los que confiesa que viene a diario a trabajar con una sonrisa en los labios por el “privilegio” que supone tener un alumnado de la “calidad” del estradensese ha “enamorado” de A Estrada y de sus múltiples rincones con encanto, que ha recorrido realizando rutas teatralizadas por parajes tan hermosos como el Castro de Callobre o la Ruta dos Muiños de Ouzande e incluso por el centro de A Estrada.

Intercambio A Estrada-Cambados-Domfront

Son enclaves que el instituto Antón Losada ya ha promocionado en los últimos años participando en intercambios intercentros como el que está llevando a cabo este curso con un instituto de Domfront -localidad radicada en la Normandía francesa– y con un instituto de Cambados en el que ahora trabaja una profesora de Lengua Gallega y Literatura, Edith Pazó, que hace un par de años ejercía la docencia en el instituto estradense y que participó con él en el intercambio en virtud del cual alumnos del Antón Losada viajaron en 2019 a París y a Briouze, en la Normandía francesa. Ahora el COVID impide hacerlo en carne y hueso pero no puede cortarle las alas a la imaginación y al intelecto.

Por eso, el intercambio de este año arrancó el pasado trimestre con el intercambio de felicitaciones de Navidad entre el alumnado de los tres centros participantes y ahora continúa con la grabación por parte del alumnado de vídeos de presentación en francés, gallego y castellano de los puntos significativos de su territorio, como son, en el caso de A Estrada, el Castro de Callobre o la iglesia románica de Ouzande que en su día inspiró a Castelao. Una vez hechos, los compartirán antes de Semana Santa.

Centrado en la literatura popular

Centrado en la literatura popular de A Estrada, Cambados y Domfront, el triple intercambio trata de recuperar cuentos, leyendas y refranes de estos tres municipios, como los que está recabando la docente de Gallego María Fe Pérez García con la colaboración del alumnado estradense. Es un trabajo interdisciplinar en el que participan docentes de cuatro departamentos: Lengua Castellana y Literatura, Lengua Gallega y Literatura, Francés y Matemáticas.

El próximo trimestre realizarán una dramatización de esos cuentos y leyendas en distintos parajes de A Estrada. El profesor de Matemáticas Rafael Sanmartín Fraga se ocupará de introducir elementos matemáticos en dichas dramatizaciones para relacionar el proyecto con todos los departamentos implicados.

Son de Aldea y Son de Mar

Es una nueva iniciativa al servicio de la inclusión y la tradición como, salvando las distancias, el festival Son de Aldea en la que Afonso García viene participando desde hace una década en Palas de Rei. Es un proyecto que convierte en protagonistas a las personas que nunca tuvieron voz y que cuentan sus vivencias en primera persona. Incluye, además, coloquios con profesores universitarios que debaten sobre el medio rural, juegos populares, conciertos, una romería y rutas teatralizadas por distintos lugares de interés recuperando refranes, leyendas, cuentos y sucesos reales sucedidos. En Son de Aldea participaron en los últimos años algunos alumnos del aula de teatro del Antón Losada que ahora cursan primero de Bachillerato y se ha inspirado el Grupo de Acción Local do Sector Pesqueiro (GALP) Golfo Ártabro Sur para crear el festival Son do Mar y recuperar con el teatro vocabulario, leyendas, cuentos e historias relacionadas con el mundo del mar en siete concellos: Bergondo, Sada, Culleredo, Cambre, Oleiros, A Coruña y Arteixo. También en este proyecto se implicaron los docentes del Antón Losada Afonso García y Xosé Eixo. El COVID –que frustró en marzo del pasado año la actuación de Avelaíñas Teatro ante los mayores de la residencia de Valga– impidió llevar a cabo el festival Son de Mar en vivo y en directo. Por eso, el GALP –que lo financia con fondos europeosoptó por impulsar un formato alternativo, en vídeo, para difundirlo a través de las redes sociales. García y Eixo –así como un exdocente de Administrativo ya jubilado del Antón Losada, Xosé Lois– se implicaron en su grabación cuando el COVID dio un respiro el pasado verano.

Una serie de 15 capítulos

Grabaron 15 capítulos entre julio y septiembre que ahora empiezan a salir a la luz. También en ellos hay teatralización, pero grabada. Es una novedad que les permite ampliar su público. Eixo encarna a un emigrante retornado de Nueva York que regresa, 60 años después, a los lugares que su padre recorría como carretero hace décadas. Es el hilo conductor que vertebra la serie y, así, permite recuperar leyendas, cuentos, refranes y toponimia, dando entrada a rederas, hombres de mar, artes de pesca hoy ya en desuso, los míticos joyeros de Bergondo que exportaban piezas a Arabia Saudí, monumentos relevantes de la zona y piedras del mar como la Pedra da Marola o el Seixo Branco por las que antiguamente se guiaban los marineros usándolas como guía para llegar a los mejores bancos de peces. Gracias a esta serie del II Roteiro Son do Mar, la tradición marinera del Golfo Ártabro Sur queda a buen recaudo. Es historia viva ya inmortalizada audiovisualmente.