DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salcines: “No veo recorrido legal en pedir la anulación de la subasta del Sagrado”

Al empresario se le hace extraño el ERE “porque ellos tomaron la decisión de readmitir a todos los trabajadores” | Considera que “carece de base jurídica” impugnar el acuerdo

Reunión de Venancio Salcines (con corbata) y el comité del Sagrado, el pasado octubre. |  // BERNABÉ/J. LALÍN

Reunión de Venancio Salcines (con corbata) y el comité del Sagrado, el pasado octubre. | // BERNABÉ/J. LALÍN

Venancio Salcines, cabeza visible de Brexo Investment, una de las dos firmas que pujaron en la subasta por el Colegio Sagrado Corazón de Lalín, descarta de momento solicitar la impugnación del acuerdo por el cual Scientia School se hizo con la propiedad del centro. El empresario supo ayer por esta Redacción que la empresa que ahora dirige los destinos del rebautizado como Colegio Scientia Lalín trasladó al comité de empresa su intención de presentar en breve un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) a buena parte de la actual plantilla del colegio lalinense. “Me acabo de enterar ahora. Yo no soy un experto en Derecho Laboral. A mi se me hace extraño que pueda haber un ERE porque Scientia School tomó la decisión de readmitir a todos los trabajadores”, explicó el empresario herculino. Salcines insiste en que “yo creo que el colegio tiene 18 trabajadores de más que los tendrán que despedir, claro” pero se muestra sorprendido por el anuncio de los propietarios.

Preguntado por si tiene previsto lleva a cabo la anulación del acuerdo por el cual el Sagrado Corazón pasó a manos de Scientia School, Venancio Salcines señala que “tendría que consultarlo con mis asesores pero yo creo que no hay base jurídica para hacer eso. Después de la subasta les comenté algo parecido a ellos y me dijeron que no había base jurídica para poder alterar el resultado. No le veo recorrido legal, vamos”. Sin embargo, el máximo responsable de Breixo Investment también manifiesta que “todo en esta vida se puede estudiar pero nosotros, en principio, no percibimos base legal alguna para poder tomar esa decisión”.

Por último, el director general de Scientia School, Francisco Guerrero, declinó hacer ayer declaración alguna sobre la reunión mantenida con el comité y la futura presentación de un ERE considerado como “masivo” por los sindicalistas.

Cuíña pide explicaciones a Crespo y el BNG trasladará a Parlamento y Concello el asunto

Compromiso por Lalín y el Bloque Nacionalista Galego mostraron ayer su preocupación por el último capítulo en torno al futuro del Colegio Sagrado Corazón. El coordinador de Compromiso, Rafael Cuíña, emitió un comunicado en el que pregunta al alcalde, José Crespo, “si en las numerosas reuniones que afirmó tener con la empresa que adquirió el centro fue informado de la intención de proponer un ERE a la plantilla, o si lo engañaron”. Cuíña dice no entender como una empresa que compite con otra para adquirir el colegio “puede decir en el momento de la oferta que va a trabajar con unas determinadas condiciones laborales, y después presuntamente incumplirlas”. Cuíña asegura que “si yo fuese de la empresa que competía con Scientia School, pediría la nulidad del acuerdo ante lo que parece un cambio en las condiciones con las que fue adquirido”. El coordinador de Compromiso dice que “da la sensación de que hay más episodios oscuros que de transparencia en este tema” y pide a Crespo que “desmienta que sabía cual era la hoja de ruta de la propiedad”.

Especulación

Por su parte, el portavoz del BNG de Lalín, Francisco Vilariño, mantuvo ayer una reunión con los miembros del comité de empresa del colegio para trasladarles “el apoyo total del BNG a los trabajadores del Sagrado en lo que pensamos que es todo un despropósito y que calificamos de inmoral”. Vilariño considera que “lo importante del fondo del asunto es que se está a especular con la educación y con el dinero público de un concertado” por parte de una empresa “que apareció como salvadora pero que sólo quiere salvar sus intereses”. Francisco Vilariño también insistió en la vieja petición de su grupo político de que el Sagrado Corazón “pase a formar parte de la red pública de enseñanza de nuestro municipio” para aliviar la saturación de alumnos en el resto de centros escolares lalinenses. Con esta medida, el BNG piensa que se podría garantizar los puestos de trabajo “del personal laboral” porque, según Vilariño, “lo que queremos es que esto se acabe de una vez. Es un déjà vu y una situación en bucle que se repite en el tiempo”, concluye.

Compartir el artículo

stats