Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Acordonan varias viviendas en mal estado del casco urbano de A Estrada

Son algunos de los casos más graves entre los 360 expedientes abiertos por el departamento de Urbanismo el año pasado

Antiguo edificio en el que se encontraba la Santa Sede, ahora acordonado.

Antiguo edificio en el que se encontraba la Santa Sede, ahora acordonado.

El Concello de A Estrada ha iniciado el acordonado de algunas viviendas del casco urbano que se encuentran en mal estado de conservación y que pueden resultar un peligro para los peatones. Se trata de algunos de los casos más graves entre los 360 expedientes abiertos el año pasado en la inspección general de inmuebles realizada por técnicos municipales. Este acordonamiento se trata de una medida temporal, hasta que los propietarios tomen las medidas de mejora necesarias y que ya se les han notificado.

El departamento de Urbanismo llevó a cabo en el 2020 un estudio de todas las viviendas y solares del casco urbano estradense. El objetivo era analizar el grado de conservación y mantenimiento de todas las fachadas y muros para detectar posibles peligros de desprendimiento, además de intentar poner freno al feísmo en casos extremos como los edificios en esqueleto.

La intención del departamento de dirige Gonzalo Louzao era que los informes y notificaciones a los propietarios se agilizasen para llegar al invierno con todas las mejoras realizadas. Sin embargo, el COVID ralentizó y atrasó la inspección más de lo estimado, por lo que fue imposible cumplir con los plazos previstos.

Louzao explicó ayer que en estos momentos se encuentran en fase de notificación a los propietarios de todos esos inmuebles que necesitan mejoras. El grueso de las fichas –en torno al 90%– se corresponden con bajos que nunca se llegaron a acondicionar para el uso comercial y se cerraron con ladrillo o bloque sin revestir o con cierres que también están inacabados. Existen sin embargo casos más graves, que han sido los primeros en recibir notificaciones. Estarían sin embargo todavía dentro del plazo de ejecución. Por este motivo, y a la espera de esas necesarias mejoras, el Concello ha decidido tomar “medidas cautelares” sobre algunos de los inmuebles en peor estado designados por los propios técnicos municipales.

Pendientes de notificación oficial están también los casos de los esqueletos de edificios. El Concello sin embargo ya se puso en contacto con todos los propietarios para ir adelantándoles que estas viejas construcciones tendrán que demolidas.

Compartir el artículo

stats