Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El peregrino que no logró pasar de A Estrada

El gobierno local quiere que la escultura metálica aparecida ante el consistorio hace un mes se quede y ya negocia con su creador

La escultura apareció en la plaza del Concello en día de los Santos Inocentes.   | // BERNABÉ

La escultura apareció en la plaza del Concello en día de los Santos Inocentes. | // BERNABÉ

Fue la noticia del día el pasado 28 de diciembre. El día de los Santos Inocentes amanecía con una figura metálica de un peregrino instalada en la plaza del Concello. Se trataba de una broma, que Xoan Lago, ayudado por varios amigos, gastó a su padre Manuel, aficionado desde su jubilación a la creación de esculturas metálicas. Un mes después de su robo y traslado nocturno, el peregrino sigue decorando la plaza ante el consistorio estradense, despertando la admiración de todos los que pasan por la zona por la destreza mostrada por escultor estradense en su creación. Ahora, el balón está en el tejado del gobierno local, que ha decidido que la estatua debe quedarse para siempre en el emplazamiento. Para ello, ya se han puesto en contacto con Manuel Lago y su hijo para intentar llegar a un acuerdo. A lo largo de los próximos días está prevista una reunión en la que se espera cerrar la continuidad del peregrino como símbolo del paso del Camiño da Geira e dos Arrieiros por A Estrada.

“La idea es quedarnos con él”, explicó el edil estradense Óscar Durán, quien ha emplazado a la familia Lago a la futura reunión. “Queremos ver en qué punto están y que es lo que quieren. No sabemos si nos la cederían o lo que quieren por la estatua. Es algo que tenemos que hablar con ellos”, añadió en el mismo sentido. Durán destacó que el peregrino encaja perfectamente con la figura creada por Cándido Pazos en conmemoración al Camiño da Geira e dos Arrieiros y que se encuentra a escasa distancia de la figura creada por Manuel Lago, por lo que la intención sería dejarla en el mismo lugar en el que en su día la colocaron los autores de la inocentada. El edil estradense valoró la calidad de la escultura y la buena acogida que ha tenido por parte de los vecinos como dos factores a tener en cuenta a la hora de intentar retenerla.

Cabe recordar que en su día Manuel y Xoán Lago reconocieron su deseo de que el peregrino pudiese quedarse en la plaza, para que todos pudiesen disfrutarlo, y señalaron que la decisión estaba en manos del Concello de A Estrada. La intención de Lago al crearlo era emplazarlo en un hueco que tenía reservado en su salón, junto a la escultura de dimensiones similares de un arquero. Sin embargo, la inocentada perpetrada por su hijo abrió la opción de que se quedase en este nuevo emplazamiento.

En caso de conseguir algo de dinero por el peregrino, su deseo sería realizar una donación a la hostelería local ante el mal momento que están atravesando por culpa de la crisis del COVID.

Manuel Lago decidió crear este peregrino precisamente como forma de reconocer el Camiño da Geira e dos Arrieiros. Le llevó varios meses de trabajo, utilizando técnicas que ha ido puliendo y perfeccionando desde su jubilación tras una vida laboral siempre ligada a la estructuras metálicas.

Compartir el artículo

stats