El gobierno de A Estrada dará el lunes luz verde a la licitación de un proyecto que contempla la creación de un paquete de rutas de senderismo por el término municipal, una actuación que el ejecutivo que encabeza José López Campos financiará al abrigo del Plan Concellos 2020. La iniciativa municipal propone a los vecinos rutas circulares de nivel ascendente repartidas por los cuatro puntos cardinales de la periferia del casco urbano y conectables entre sí, junto con recorridos de hasta 15 kilómetros para usuarios que busquen una mayor exigencia física.

Desde el Concello se pone el acento en que la aparición de esta crisis sanitaria trajo consigo un cambio en la forma que tienen los ciudadanos de A Estrada de disfrutar de su tiempo libre, buscando cada vez más espacios para el paseo y la actividad física al aire libre. En estos momentos son muchos los vecinos que tienen diseñadas sus propias rutas para caminar por el casco urbano, utilizando para ello lo único que tienen a su alcance: las aceras o las propias carreteras. El gobierno entiende que ello supone, por un lado, un riesgo de atropello y, por otro, que los ciudadanos que se entregan a esta práctica no disfruten de la mejor calidad de aire, teniendo en cuenta que hacen ejercicio en un entorno en el que el coche es protagonista.

La filosofía del proyecto es poner a disposición de los vecinos una serie de recorridos por espacios de calidad apartados del ajetreo circulatorio y que sean aptos para el paseo y la actividad física diaria de baja y media intensidad.

Así, para la redacción del proyecto se tuvo en cuenta la condición de máxima seguridad, de manera que las rutas se proyectaron por caminos, senderos y antiguas “corredoiras”. En los casos en los que no pudo esquivarse el asfalto, se intentó que los tramos coincidiesen con puntos con la menor intensidad de tráfico.

Por otro lado, el proyecto contempla una señalización que busca conferir al usuario “una sensación de seguridad absoluta, impidiendo que se pueda extraviar y haciendo que incluso conozca, desde el inicio de la ruta, el tiempo certero de duración de la misma”, explican. Toda la señalización que se colocará tendrá incorporado un código QR que facilitará el seguimiento del itinerario.

Ocho más dos

En total son ocho rutas por el entorno más inmediato del casco urbano, planteadas y organizadas por su posición cardinal con respecto a la villa. Están contempladas también tomando en consideración su longitud, de manera que se establecen dos niveles: el 1 para las de 5 kilómetros de longitud y el 2 para los que duplican esta distancia. De este modo, el proyecto incluye las rutas Norte 1, Norte 2, Sur 1, Sur 2, Este 1, Este 2, Oeste 1 y Oeste 2.

El alcalde, José López Campos, explicó que todas ellas son anillos concéntricos con salida y regreso al casco urbano. La variante norte sale de Figueiroa, atraviesa la zona próxima al Recreo Cultural y se mete por Toedo. En su versión extendida, continúa por Aguións y regresa al casco.

La ruta Sur se encamina hacia parroquias como Ouzande y A Somoza, mientras que la Este se dirige desde el casco urbano hacia la playa fluvial de Liñares, avanzando hacia Moreira, Callobre, Lagartóns y Guimarei hasta regresar a la villa. Las variantes de las rutas del Oeste realizan un anillo desde el casco urbano hacia la Zona Deportiva, tocando puntos como el Alto da Cruz y Penerada. Incluye en su versión más corta el recorrido por la zona de la Academia Galega de Seguridade Pública (Agasp).

Junto con estas ocho rutas se pondrá también a disposición de los vecinos otros dos recorridos. Uno de ellos complementa la ruta Oeste, si bien se adentra en mayor medida en el riachuelo de Figueiroa, avanzando junto a él por el entorno de la Zona Deportiva y el espacio en el que se construye la nueva residencia de mayores. Este recorrido será apto tanto para el paseo como para el cross.

El último recorrido propuesto se bautiza como Ruta das Eléctricas, de dificultad media y una longitud de 15 kilómetros. Quienes la recorran podrán visitar las ruinas de las antiguas fábricas de luz de Pina y As Cañizas, en un recorrido paralelo al curso del Liñares.

Trabajos en primavera

López Campos precisó que la intención del gobierno es licitar esta semana la actuación para que en primavera puedan comenzar los trabajos de acondicionamiento de estas sendas. Se realizará un desbroce y una limpieza del todo este recorrido, instalado la correspondiente señalización. El objetivo es que este verano estén operativas las rutas para que los ciudadanos puedan ponerse en marcha.

Para la promoción y seguimiento de estas rutas, el Concello de A Estrada desarrollará una aplicación con la que los usuarios podrán tener todos los datos a su alcance para programar y seguir el paseo.