Lalín celebra esta mañana un pleno telemático en cuyo orden del día figura una moción de Compromiso por Lalín sobre cuestiones relacionadas con el expediente y el convenio firmado con el Sergas para la construcción del Centro Integral de Saúde en Alto de Vales. Siete concejales de Compromiso y del PSOE solicitaron a principios de mes un informe sobre las gestiones que realizó el anterior gobierno de coalición entre 2015 y 2019 para poner a disposición del Sergas la parcela sobre la que se edificará el complejo.

En ese informe el secretario, César López Arribas, enumera hasta 22 trámites. Comienzan en diciembre de 2015, con la remisión al Registro de la Propiedad de Lalín de las más de 20 fincas expropias para su inscripción. Como estas fincas tenían que estar agrupadas en una sola de 15.335 m2, El Concello encarga este trabajo a una empresa externa y la finca queda finalmente inscrita en octubre de 2018. Pero la certificación catastral única de le Xerencia Territorial de Catastro no llegaría hasta marco del año siguiente.

Precisamente, la inscripción en el registro de la propiedad fue “uno de los temas fundamentales que ocasionó el retraso en aportar la documentación al Sergas” ya desde el año 2015, como indica el informe del secretario, quien recuerda que las 20 parcelas originales ya habían sido objeto de expropiación forzosa bastante antes, en 2011.

El otro escollo para avanzar en el proceso durante el mandato del gobierno de coalición fue el convenio de colaboración con la Consellería de Sanidade “como una actuación previa y necesaria, que se impuso por dicho organismo al Concello”. El informe recuerda que en julio de 2017 el pleno aprobó una moción del equipo de gobierno para solicitar a Sanidade que construyese el que por entonces se denominada Centro de Alta Resolución (CAR). Será en abril del año siguiente, es decir, nueve meses después, cuando la Xunta remite un modelo de convenio entre el Sergas y Lalín, para que el Concello muestre su conformidad o presente alegaciones. En mayo Lalín hace peticiones y solicita aclaración sobre las prestaciones sanitarias del CIS, y le informa además de que la finca está en trámite de inscripción. Esta inscripción se le remite en octubre.

En vista de que aún desconoce las prestaciones del CIS, en noviembre de ese 2018 Secretaría emite un informe según el que precisa conocer el contenido del CIS para saber si está justificada la cesión gratuita de la finca. Se envía una carta sobre esta cuestión a Sanidade a finales de noviembre. Y ya se le había remitido otra, en octubre, insistiendo en que la intención de ceder los terrenos de forma gratuita y después de que el entonces conselleiro, Jesús Vázquez, dejase caer que no le constaba tal intención.

A finales de diciembre el entonces alcalde, Rafael Cuiña, firma el convenio con el conselleiro. En enero de 2018 queda acordada en pleno esa cesión de los terrenos a Sanidade, pero el Sergas recuerda al mes siguiente que ese traspaso ha de ser al propio Sergas, no a la Xunta. Se corrige el acuerdo y el 4 de junio de 2019, ante notario, se formaliza la escritura pública de la cesión de la parcela.

Sobre el convenio, el informe del secretario indica que ralentizó avances porque si al principio se permitió que el Concello alegase sobre el mismo, al final resulta que era inamovible en su texto. Tanto Secretaría como el concejal de Sanidad, Nicolás González Casares, tuvieron que pedir que se justificase el motivo de la cesión de la finca. El secretario recalca, por último, que durante esos cuatro años se realizaron “múltiples y variadas actuaciones” tanto desde su departamento como desde los servicios administrativos, con “muchas chamadas a la Xunta, muchas de ellas infructuosas”. Sobre los contacto con el Registro de la propiedad, admite que “resultó muy difícil conocer, aclarar y aportar la documentación que se requería”. Recalca que todas las gestiones fueron encaminadas al interese municipal y dentro de la normativa.

Desde Compromiso, queda claro que mientras el PP acusaba al gobierno de “no hacer nada” sobre esta cuestión, “ahora queda documentado todo lo hecho, y las sorprendentes dificultades encontradas”. Sostiene que este informe es “demoledor” para el PP.