Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Greenalia prevé instalar en las comarcas cinco parques eólicos de gran potencia

Ninguno de los complejos ya existentes supera los 50 megavatios | El Ministerio para la Transición Ecológica debe publicar la solicitud de autorización previa en el BOE

Molinillos en el Monte Farelo, en Agolada. |  // BERNABÉ/GUTIER

Molinillos en el Monte Farelo, en Agolada. | // BERNABÉ/GUTIER

A finales del año pasado, la Consellería de Medio Ambiente expuso distintos trámites de los nuevos parques eólicos a instalar en las comarcas, como los cruceños de Rodeira, Cunca y Axóuxere, que promueve Green Capital Power, o la evacuación del de Alborín y Pescoso, en Rodeiro, hacia el de Turubelo, en Agolada, y que también promueve la misma firma.

Estos parques, como los que ya funcionan en las cumbres de la zona, no supera los 50 megavatios (MW) de potencia. Tampoco en el resto de Galicia hay ningún complejo con una capacidad de producción superior. Sin embargo, el Observatorio Eólico de Galicia señala que hace unos años varias empresas de energía verde iniciaron ante el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico los trámites para poner en marcha parques con más de 50 MW. El Observatorio Eólico contabiliza 36 nuevos proyectos que superan esta potencia y que prevén instalarse en tierras de la comunidad gallega.

De estos casi 40 proyectos, cinco se ubican en montes de Deza y Tabeirós-Montes, y todos ellos están promovidos por la firma Greenalia Wind Power. Entre Lalín, Dozón y Rodeiro se reparten los 11 aerogeneradores del parque eólico Brisa. Cada molinillo tendrá una intensidad de 5,6 MW, de modo que la producción total de parque será de 61,6 MW. El proyecto estuvo en fase de consultas previas el pasado mes de junio. Es el mismo avance que detecta el Observatorio Eólico para el parque Cefiro, localizado entre Lalín y Rodeiro. En este caso, Cefiro contará con una potencia global de 56 MW, a repartir entre sus 10 molinillos, a razón de 5,6 MW cada uno.

Lalín albergará un tercer gran parque eólico de Greenalia Wind Power, esta vez compartido con montes de los concellos vecinos de Dozón y O Irixo, ya en Ourense. Será el parque eólico Galerna, con también 10 aerogeneradores y una producción global de 56 MW. Al igual que los dos anteriores, estuvo en fase de consultas previas a mediados de junio.

Los dos parques de mayor potencia de Greenalia en las comarcas serán Siroco y Tramontana. Siroco esta localizado en tierras de Cerdedo-Cotobade, en la zona de Cotobade y tendrá una potencia de 61,6 MW. Se desconoce el número de aerogeneradores y por el momento, el último trámite a este proyecto fue la asignación del mismo a un consejero. Por último, el parque eólico Tramontana se repartirá entre Forcarei y Silleda. Su potencia será de 72,8 MW, y para ello contará con 13 aerogeneradores, con una fuerza individual de 5,6 MW. Su último trámite fue el fin de la fase potestativa, en noviembre. La petición de autorización previa tiene que publicarse en el BOE y, por el momento, ni estos cinco ni los 36 de Galicia aparecieron en el boletín estatal.

¿Por qué no funcionan durante un temporal?

Días atrás, varios colectivos ecologistas interpelaban a la Xunta por el parón de los parques eólicos en plena subida del recibo de la luz tras el temporal de nieve Filomena y la caída de temperaturas que trajo detrás. Pues bien, los aerogeneradores no pueden trabajar con temporales de nieve porque si se convierte en hielo, éste puede afectar a las capacidades de las palas y al rendimiento del parque. Basta ver las cifras de un estudio de la empresa vasca Ingeteam: en 2014 se perdieron 517 aerogeneradores por culpa del hielo en palas, lo que supone 18.,966 MWh en 29 meses. Evitar esas pérdidas de producción equivaldría al consumo de 200.000 hogares. El hielo reduce la potencia hasta un 20%. Algunas empresas optan por pintura especial o sistemas inteligentes de calefacción para derretir el hielo en las aspas. Y en contra de lo que se pueda pensar, las borrascas tampoco ayudan a los parques. Un aerogenerador funciona con un viento constante, mejor si está entre los 13 y los 14 metros por segundo. Por eso los aerogeneradores también se paran si detectan rachas de viento durante demasiado tiempo porque si trabajan con velocidad excesiva, as máquinas sufren un calentamiento interno que puede derivar en avería o incluso un incendio.

Compartir el artículo

stats