Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Frank Cuesta se adentra en la jungla de Sabucedo

Cuesta se trasladó virtualmente al curro de Sabucedo para hablar de la Rapa.

Cuesta se trasladó virtualmente al curro de Sabucedo para hablar de la Rapa.

El presentador habla con Vicente y Pizano desde Tailandia.

Francisco Javier Cuesta Ramos más conocido como Frank Cuesta, Frank de la jungla o Wild Frank, se ha convertido a lo largo de los últimos años en uno de los rostros más conocidos de la televisión en España. El extenista saltó a la fama en 2010 tras estrenar el programa Frank de la Jungla, y desde entonces hasta ahora ha trabajado en diferentes formatos televisivos, siempre con la misma temática, mostrar el mundo animal desde una perspectiva cercana y diferente. La última propuesta de este leonés afincado en Tailandia es “Wild Frank: la nueva realidad animal”, un programa en el que analiza como ha influido la pandemia del COVID-19 en diferentes ámbitos relacionados con los animales. Esa investigación llevó a Frank a conocer la Rapa das Bestas de Sabucedo, aunque lo hizo de una manera virtual.

El activista y presentador es el encargado de mostrar la nueva normalidad en Asia desde la selva, los mercados, los zoos y los centros de animales tailandeses. Mientras, un equipo del programa se encarga de hacer lo mismo desde España, aunque no están solos ya que gracias a las nuevas tecnologías, Frank aparece también a sus reportajes.

En el caso de la Rapa, Cuesta abrió el reportaje en el curro de Sabucedo, aunque insertado de manera virtual. Desde allí explicó en que consiste esta tradición y una fiesta que define como “una de las más importantes de España”. Tras su presentación entran el curro, esta vez ya de manera física Paulo Vicente e Ibán Pizano, representantes de la asociación Rapa das Bestas, encargados de responder sus preguntas, entre ellas lo que se siente al “aloitar” los caballos.

El siguiente episodio es en el monte, donde Cuesta destaca la diferencia entre la lluvia que arrecia sobre Vicente y Pisano y el sol que luce tras él en Tailandia. “Esto es Galicia”, afirma el presidente de la Rapa como justificación. La lluvia y la niebla impiden al presentador ver a los caballos que le muestran a poca distancia. “Eso parece la fiesta de Halloween. Da miedo meterse ahí”, afirma sobre la estampa desdibujada de los montes de Sabucedo.

Vicente y Pizano explican a Cuesta que la labor de Rapa das Bestas va más allá de los tres días de fiesta. Este cuidado de los caballos durante todo el año se topó este año con el COVID y la imposibilidad de realizar la Rapa, por lo que fue necesaria la ayuda de muchos amigos para poder realizar esos trabajos durante los meses de verano.

El presentador leonés no dudó en defender la Rapa y la labor que realiza la asociación como una forma de cuidar y proteger a los caballos. “Los caballos gallegos pasaron de ser 17.000 a casi la mitad en los últimos años recordó”, explicó en este sentido. “Nosotros somos animalistas. No lo son esos que están sentados en su sofá twitteando contra nosotros”, manifestó Vicente a las preguntas de Cuesta.

El reportaje se cerró con la asociación explicando algunos de los trabajos que realizan a lo largo de todo el año. El presidente la Rapa valoró la posibilidad de ofrecer esta visión en un programa de tanta audiencia. “Quedamos contentos porque nos permitieron explicar la realidad de la Rapa y lo trataron desde un punto de vista objetivo”, afirmó Vicente.

Compartir el artículo

stats