El centro de salud, sin gente, en un día sin médicos. | /BERNABÉ/JAVIER LALÍN

De forma silenciosa y tremendamente rápida. Así se está propagando el coronavirus en Forcarei, un municipio que hace poco podía presumir de estar libre de SARS-CoV-2. Las tornas han cambiado tanto que en apenas una semana pasó de 0 a al menos 23 casos, según la información que recogía ayer para este ayuntamiento de Terra de Montes el Servizo Galego de Saúde (Sergas). Los dos partidos que conforman la oposición municipal –-PP y Foro Forcarei–- fueron los encargados de dar la voz de alarma sobre la situación epidemiológica del concello, frente al total mutismo en el que se parapetó hasta ahora el gobierno de la socialista Verónica Pichel. De hecho, todos los intentos realizados en los últimos días por FARO para conseguir información a través del ejecutivo local y hacerla llegar a los vecinos resultaron infructuosos. A última hora de la mañana el gobierno local habló por primera vez sobre esta cuestión y citó la existencia de 26 positivos y tras 19 días sin casos. Pichel consideró esta subida –representa la peor situación de Forcarei durante esta pandemia– como una “barbaridad”.

Los 26 casos confirmados concederían ya a este municipio una incidencia acumulada de 785 por cada 100.000 habitantes, la mayor de toda la zona. Las cifras describen con claridad el impacto de la transmisión del virus en apenas siete días en un ayuntamiento de solo 3.300 vecinos. Tanto PP como BNG-Foro Forcarei coincidieron en demandar públicamente la realización de un cribado poblacional que ayude a detectar casos asintomáticos y a poner freno a la libre circulación del virus por el territorio forcaricense.

El teléfono de la exalcaldesa y ahora portavoz del principal grupo de la oposición, Belén Cachafeiro, no paró en la mañana de ayer de recibir mensajes y llamadas confirmando positivos. De hecho, la concejala y anterior regidora pasó la mañana realizando recados para personas que se encuentran en sus domicilios pasando la enfermedad, comprando en supermercados y farmacias artículos de índole diversa que después entregó en domicilios de los afectados. “Lo que está pasando en Forcarei es muy serio. Esta mañana ya recibí siete llamadas confirmándome casos y estoy ofreciendo ayuda y haciendo los recados mientras yo esté sana. Tenemos que ayudarnos”, apuntó.

“Es sangrante que el gobierno municipal esté desaparecido sin tomar ninguna medida de desinfección”, opinó Cachafeiro, que puso el acento en la importancia de que los ciudadanos conozcan cuál es la situación y puedan obrar en consecuencia, extremando las medidas. “Nos parece penoso”, insistió. En este sentido, apuntó que el gobierno de Pichel facilitó los datos cuando el Concello se encontraba libre de coronavirus pero optó por el oscurantismo cuando la cosa se complicó. Remarcó que este tipo de conductas únicamente conducen a generar una falsa sensación de seguridad y a que se relajen las medidas, cuestión en la que también coincidió el portavoz del BNG-Foro Forcarei, Roberto Jorge Correa.

“Es una vergüenza. No informan a la población y crean un grupo de Whatsapp en marzo y no nos reunió ni una sola vez”, continuó Cachafeiro. Apuntó también que hubo casos positivos en el consistorio y no se cerraron sus puertas para realizar una desinfección, como se hizo recientemente en ayuntamientos como el de Agolada. “Las actividades Concilia sin suspender; trabajadores municipales positivos y hoy fueron a trabajar los demás sin haber una desinfección previa; mandaron cartas para que la gente fuese a recoger los bonos del comercio y el viernes en el concello había un montón de gente sin guardar las distancias cuando había positivos dentro…”, describió la líder del Partido Popular.

En cuanto a las zonas más afectadas, Belén Cachafeiro se mostró convencida de que el virus está ya por todo el municipio. “Es cierto que había un primer foco en Murada, en la parroquia de Castrelo, pero ahora mismo hay casos en Soutelo de Montes, en Forcarei, Dúas Igrexas, Presqueiras… Hay casos en todos los sitios y se está extendiendo a una velocidad alucinante. Si seguimos sin tomar medidas esto es imparable”, manifestó.

Cachafeiro se mostró convencida de que los casos superan ampliamente los 23 positivos oficiales, calculando que un centenar de personas estén pendientes de resultados.

Media de edad preocupante

BNG-Foro Forcarei presentó una moción en el Concello. Señala que brotes como los de Castrelo y A Madalena “requieren la intervención urgente de todas las administraciones”. Roberto Jorge propuso una junta de portavoces para “adelantar decisiones que no pueden esperar a la celebración del pleno. Defiende este grupo que el Concello retome las limpiezas de viales con soluciones de lejía, además de reforzar la de los edificios municipales.

Este grupo demanda información y publicidad de los datos que aporte la consellería “para concienciar a la población”. “Los partidos políticos debemos ser la primera fuente, divulgando esos datos y las medidas acordadas por la administración”, apuntó el edil.

Jorge Correa puso el acento en que Forcarei es el concello con la edad media más alta de toda la provincia de Pontevedra, estando el 45% de la población por encima de los 65 años, “por lo que el riesgo se incrementa notablemente en el caso de transmisión comunitaria de los brotes detectados”, remarca. Incide en que para ello se precisa un cribado, subrayando que las “consecuencias de una posible transmisión descontrolada pueden ser nefastas”. El edil reconoció que una de las cuestiones que más le preocupa es la abundancia de vecinos asintomáticos, algunos de los cuales confirmaron su positivo por pruebas que ellos mismos se costearon. “Hay mucha gente que estuvo en contacto con positivos y que no lo sabe”, apuntó el portavoz del BNG.

Sin médicos en los dos centros de salud

En otro orden de cosas, el gobierno de Forcarei informó de que el municipio se quedó ayer sin atención médica “al coger una baja los dos facultativos titulares” de los centros de salud de Forcarei y Soutelo de Montes. “Esta desatención asistencial se produce en el peor momento de la crisis sanitaria por el coronavirus”, reconoció, ahora sí, el ejecutivo. La alcaldesa denunció a primera hora de la mañana la falta de médicos a la gerencia del Área Sanitaria Pontevedra-Salnés. Desde el Concello se indicó que el gerente, José Ramón Gómez Fernández, tras apuntar que “la situación asistencial en toda el área sanitaria está desbordada”, se comprometió a que hoy habrá una persona para sustituir al facultativo en el centro médico de Forcarei, pero no en el de Soutelo. Desde el Concelllo se apunta también que esta desatención provocó “por lo menos el traslado a Pontevedra en ambulancia de una persona por una crisis de hipertensión” así como “llamadas y quejas de pacientes al Concello”.