Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medicina Preventiva “analiza” la posibilidad de realizar el cribado solicitado desde Silleda

Desde el Sergas afirman que la decisión se toma en base a “criterios científicos” y no solo por el aumento de contagios | Trasdeza llega a 58 casos activos, aunque atenúa su escalada, con uno más en la última jornada

Cartel informativo en un establecimiento hostelero de Silleda.

Cartel informativo en un establecimiento hostelero de Silleda.

¿Habrá cribado en Silleda? El Servizo Galego de Saúde no dio respuesta ayer a esta pregunta. Los cribados los decide el Servicio de Medicina Preventiva en base a “criterios científicos”, no solo por el aumento de contagios, tal como indicaron desde el área sanitaria de Santiago. Al alcalde, Manuel Cuiña, le transmitieron que estaban “analizando” el caso de Trasdeza. En efecto, los cribados se realizan a propuesta del Preventiva y de la Dirección Xeral de Saúde Pública, que son quienes “tienen la visión global y hacen los estudios de los casos”, tal como informan desde el área sanitaria compostelana. Explican que “son muchos los parámetros y circunstancias” que evalúan para decidir dónde y cuándo hacerlos.

Entretanto, el número de enfermos de COVID-19 no para de crecer en el municipio, si bien ayer había solo uno más que el sábado, el menor incremento en más de una semana. En cualquier caso, los 58 casos activos establecen un nuevo récord de lo que va de pandemia en Silleda. Y la incidencia acumulada a catorce días también continúa muy elevada, con unos 665 casos por cada 100.000 habitantes, ya que en ese tiempo se detectaron 59 positivos en las pruebas diagnósticas practicadas.

Por otro lado, la formación política Contigo Silleda solicita “datos de los positivos, residentes e importados, al igual que la posible vía de contagios”, al tiempo que acusa de “inactividad” al gobierno local y de tomar, “a marchas forzadas y después de quince días al alza”, medidas “absurdas e innecesarias”. Su presidente, Julio Ramos, hace referencia al cierre del Punto Limpio, con servicio de recogida periódica, de modo que “no se entiende por qué deban ir las personas a depositar los enseres en las instalaciones”. Propone el cierre perimetral de parques infantiles, biosaludables, la pasarela de acceso al cementerio y As Pedrosas o los bancos de descanso, pues “actualmente existe ua cinta atada en los elementos que ni informa ni prohíbe el uso o contacto con las superficies”. También demanda el reinicio de los trabajos de desinfección diaria de papeleras, contenedores y superficies en la vía pública, colocación de dispensadores de gel y guantes en los cajeros automáticos e implantar medidas sanitarias en las cabinas de peaje.

La escalada también continúa en Lalín, que acumula tres jornadas consecutivas de subida. Ayer tenía 40 casos activos, tres más que el sábado. Es su récord de la tercera ola y la cifra más alta en más de mes y medio. El mapa del Servizo Galego de Saúde refleja que 37 positivos fueron diagnosticados en los últimos catorce días, de modo que la incidencia acumulada ronda los 180 casos por 100.000 habitantes. Se consolida, pues, por encima de la barrera de los 150, uno de los parámetros que toma como referencia el comité clínico autonómico a la hora de establecer restricciones.

Tanto Forcarei como Cerdedo-Cotobade incrementan su número de contagios. Llama la atención el municipio forcaricense, que estuvo libre de coronavirus durante aproximadamente un mes, hasta el martes pasado. Desde entonces son ya once los contagios detectados, tal como mostraba ayer el mapa que actualiza diariamente la Xunta con datos del día anterior a las 18:00 horas. Su incidencia acumulada ha seguido el mismo camino y rebasa con creces el máximo de 250 que recoge el gráfico autonómico; en concreto, se sitúa en torno a los 330 casos por cada 100.000 habitantes. En plena expansión de la pandemia, el gobierno local dice carecer de datos. Los diez positivos corroborados en Cerdedo-Cotobade dejan su incidencia en 175.

Con menos de una decena de positivos nuevos confirmados en las dos últimas semanas están Agolada, cuya incidencia acumulada rebasa los 250 casos por 100.000 habitantes; Vila de Cruces y Dozón, que se sitúan en la franja de 150 a 250 en el mapa autonómico; y Rodeiro, que presenta la tasa más baja, entre 50 y 150; el viernes contaba con tres casos activos.

Fin de semana al alza en A Estrada, con 61 enfermos

El fin de semana ha dejado un importante incremento de casos activos de COVID-19 en A Estrada, que ayer totalizaba 61 personas diagnosticadas con esta enfermedad, seis más que la víspera. Hay tres brotes localizados, los pacientes presentan una media de edad de 38 años y cuatro de ellos están ingresados, uno en la UCI. La tasa de activos se sitúa en 300 casos por cada 100.000 habitantes, muy por debajo de la media de Galicia, que está en 470. Es decir, la media de la situación en Galicia es un 60% peor que la de A Estrada y la tasa de positividad autonómica, un 100% peor, “lo que denota que nosotros estamos en un escenario de mitigación y Galicia en buena parte de generalización”, en palabras del jefe de Atención Primaria, Juan Sánchez Castro. Con 71 nuevos positivos detectados en los últimos catorce días, la incidencia acumulada asciende a 346 casos por cada 100.000 habitantes. Si se toma como referencia la última semana, la cifra desciende a 48 contagios, lo que arroja una incidencia de 234, mientras que en tres días son 21, esto es, una tasa relativa de 102 casos por 100.000.

Brote en Cuntis

Por otro lado, en el vecino municipio de Cuntis, el Sergas ha detectado un brote importante de contagios que afecta a una veintena de vecinos de Portela, sobre todo en el lugar que da nombre a la parroquia, con posible transmisión comunitaria. El Concello emitió el viernes un bando para pedir el autoconfinamiento a los lugareños.

Compartir el artículo

stats