Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las “abusonas” que beben del Ulla

Trabajos de la asociación en las riberas del Ulla.

Trabajos de la asociación en las riberas del Ulla.

El libro publicado

El libro publicado

La denominada “hierba de la fortuna” que se intenta erradicar.

No todo el monte es orégano. Pasear por las riberas del Ulla observando con ojos inexpertos podría hacer que, sencillamente, uno disfrutarse del arrullo del agua y de ese ambiente tan hipnótico, fresco y apacible que tienen estos entornos naturales. Sin embargo, una mirada más profunda podría revelar cuáles son los gazapos de esta idílica estampa. Dicho de otro modo: qué no encaja o no debería estar ahí. No es una cuestión, ni mucho menos, baladí. Y es que la presencia de plantas invasoras se ceba con el terreno de las especies autóctonas, acosándolas de un modo que termina dejando una dañina huella en los ecosistemas fluviales.

La Asociación Medioambiental do Ulla (Amabul) impulsó la publicación de un novedoso libro, de la autoría de Rubén Villasenín Iglesias, que se presenta como una unidad didáctica ambientalista sobre la flora exótica invasora en los ríos gallegos y, en concreto, en el sistema fluvial Ulla-Deza.

El trabajo pretende convertirse en una herramienta al servicio de la educación y acción ambiental que pueda resultar útil para los profesores de Secundaria y Bachillerato en los municipios de la cuenca del Ulla, así como para otros profesionales de la educación, asociaciones y público en general que se animen a aproximarse a la problemática que representan las plantas exóticas invasoras.

En base a las explicaciones ofrecidas por el presidente de Amabul, este trabajo con vocación didáctica tiene su germen en la preocupación de esta asociación por el deterioro ambiental y paisajístico que, aseguran, en los últimos años está sufriendo el bosque de ribera que crece bebiendo de estas caudalosas aguas.

Organizada en cuatro bloques que, por sí mismos, son ya una unidad didáctica, la propuesta se complementa con un apartado de acción ambiental, una guía para que el lector pueda pasar de la teoría a la práctica y poner en marcha actividades o proyectos de educación ambiental. Así, se persigue que el lector conozca la problemática que representan las plantas exóticas invasoras en el curso medio de los ecosistemas fluviales gallegos; comprenda la importancia ecológica de las plantas autóctonas y del bosque de ribera; diferencie las principales especies de la flora –autóctona y alóctona– del sistema fluvial Ulla-Deza y de otros ríos de Galicia o pueda manejar protocolos de actuación para mitigar la presencia de estas especies invasoras y conservar y mejorar el ambiente de ribera, entre otros muchos objetivos.

Sin entrar en el fondo de la cuestión, el punto de partida del trabajo pone el acento en que cuando se habla de una planta invasora se entiende que esta se desarrolla fuera de su área de distribución natural y en hábitats donde no es propia, además de en una abundancia desmedida. Generalmente introducidas o transportadas por el hombre, terminan resultando normalmente muy dañinas.

Junto a otras muchas consecuencias, uno de los efectos que acarrea la expansión de estas especies es la capacidad de alguna de ellas –caso de las conocidas mimosas o los eucaliptos– para brotar de forma rápida y brutal, por ejemplo tras un incendio, comiendo el terreno a las especies autóctonas. Ello, entre otras muchas consecuencias, causa un profundo impacto en el paisaje propio de estas riberas.

El trabajo impulsado por Amabul recoge que a día de hoy son 70 las especies de flora incluidas en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras, algunas de ellas con una gran incidencia en los ecosistemas fluviales gallegos. A mayores, el plan gallego de gestión de estas especies –se remonta a 2012– recogería que la flora exótica invasora que causa un mayor impacto sobre la biodiversidad gallega esta formada por 112 especies, de las cuales 27 estarían incluidas en el catálogo nacional. En lo tocante al Sistema fluvial Ulla-Deza, se consideran cinco las plantas invasoras con alto impacto y otras 15 catalogadas en Galicia pero no contempladas en el compendio español.

Las principales

Como no podía ser de otro modo, el libro abunda en la descripción técnica y gráfica de las principales especies invasoras de los ecosistemas fluviales gallegos, contemplando las 25 principales, muchas presentes junto al Ulla.

No faltan en esta “lista negra” la mimosa, con una gran capacidad para invadir y ocupar amplias zonas; la acacia negra, que puede eliminar a casi toda la flora competidora; el falso bambú o caña; el helecho de agua, el té, cáñamo de agua, los conocidos plumeros, el eucalipto, el bambú o la planta que se conoce como “hierba de la fortuna” (tradescantia fluminensis). En relación a esta última, Rubén Villasenín explicó que la asociación está actuando en estos momentos en las riberas del Ulla con un proyecto bautizado como Erradicadescantia.

Compartir el artículo

stats