La resaca navideña pasa factura a A Estrada. La comparecencia del presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, para detallar las decisiones adoptadas en el último comité clínico trasladó la resolución de que el municipio estradense pase al nivel máximo de alerta, de tal modo que tendrá un cierre perimetral individual. De hecho, el estradense es el único concello de las comarcas de Tabeirós-Terra de Montes y Deza con este tipo de medidas especiales para frenar el avance del coronavirus en esta tercera ola de la pandemia.

Junto con las restricciones anunciadas para el conjunto de la comunidad gallega, en el caso de A Estrada -como en el de los 60 concellos que se encuentran en su misma situación- la evolución de la epidemia lleva a las autoridades sanitarias a implementar medidas como que la hostelería cierre sus puertas a las 18.00 horas y solo con consumo en las terrazas. En estos ayuntamientos el aforo de los centros comerciales está limitado al 30% y los establecimientos de juego no podrán abrir sus puertas.

A Estrada ameneció hoy con 40 casos activos, tras sumar una decena en las últimas horas. Pese a ello, las altas de varios positivos del brote de Agar hacen bajar la incidencia acumulada a 14 días. Cuatro pacientes continúan ingresados y el municipio registró esta semana el primer fallecimiento por COVID de esta tercera ola.

El anuncio de estas restricciones se produce en el mismo día en que se inicia la vacunación del personal del centro de salud en A Estrada, Lalín y Silleda, tomando el relevo de las residencias de mayores.