Sin duda, los traslados sanitarios han centrado la atención de los efectivos del Servizo de Emerxencias de A Estrada en 2020, el año que pasará a la historia como el año COVID. No en vano coparon el 60% de sus intervenciones, según desvela el análisis pormenorizado de los datos de operativos activados en los últimos doce meses. De hecho, bajo ese epígrafe se engloban nada menos que 627 intervenciones del total de 1.032 que totalizaron los 19 de Emerxencias de A Estrada, que engloba a integrantes del Servizo Municipal de Protección Civil (SMPC) y del Grupo de Emerxencias Supramunicipal de A Estrada, con base operativa de Toedo, en el otrora Centro Comarcal de Tabeirós-Montes.

Sin embargo, los meses con más traslados sanitarios fueron anterior a la irrupción oficial de la pandemia en el escenario local, autonómico y estatal. En enero se contabilizaron 74 traslados y en febrero 61. En marzo descendieron a 52, cinco menos que los 57 de abril y en mayo y junio se registró un acusado descenso, contabilizándose 36 y y 41 respectivamente para volver a repuntar en julio y agosto, con 52 cada uno, y caer ligeramente en septiembre y octubre hasta situarse en esos meses en 49 y volver a repuntar en noviembre, elevándose a 53, dos más que los 51 contabilizados en el último mes del año.

En segunda posición por volumen de intervenciones –pero a mucha distancia– se sitúan los operativos de corta y retirada de árboles con 88 y los de retirada de nidos de avispa velutina con 86.

Por lo que respecta a la corta y retirada de árboles, fueron especialmente intensos los meses de enero, marzo y octubre, contabilizándose 12, 35 y 12 intervenciones. En otros meses la incidencia fue mucho menor: 1 en marzo y otro en noviembre; 2 en junio, julio y septiembre; y, finalmente, 5 en abril, mayo y diciembre.

En cuanto a la retirada de nidos de velutina, tras neutralizar dos nidos en enero, Emerxencias retiró 26, 31 y 27 en los meses de mayo, junio y julio. Luego, dejó de hacerlo porque sus efectivos carecen de titulación específica para la aplicación de productos fitosanitarios.

En cuarta posición por número de operativos se posicionan los incendios urbanos. En total, Emerxencias se movilizó por esta causa en 78 ocasiones. Curiosamente, fueron julio y agosto los meses más prolíficos al respecto, con 9 y 10 casos, seguidos por los de enero, abril y diciembre con 8 cada uno. Mayo y septiembre contabilizaron 6; febrero, junio y noviembre, 5; y marzo y octubre 4 cada uno. A mayores, en dos ocasiones –en mayo y junio– se movilizó por incendios forestales próximos a viviendas.

Ya en quinto lugar se sitúan los rescates de personas en difícil situación, al sumar 43 intervenciones, en este caso distribuidas de manera bastante uniforme a lo largo de todo el año: oscilan entre el caso único de octubre y los 6 de abril. Son casos, por ejemplo, de personas que viven solas y alertan de que se han caído, parejas mayores en los que se cae uno de los dos y el otro no consigue levantarlos o incluso el caso de un varón que se quedó atrapado contra la pared al fallar el freno de mano del vehículo que estaba reparando, pudiendo alertar con su móvil y ser rescatado sin riesgo para su vida por Emerxencias de A Estrada.

La limpieza de calzadas para garantizar el perfecto estado de los viales se ubica en sexto lugar, con 22 dispositivos. Curiosamente el pasado mes de diciembre fue el más exigente al respecto, al sumar 6 casos, frente a los 4 de mayo y noviembre, los 2 de marzo y el único registrado en enero, junio, julio y octubre.

También en relación con la seguridad vial, cabe mencionar que accidentes de tráfico en los que tuvieron que efectuar excarcelación motivaron 14 intervenciones de Emerxencias de A Estrada. Marzo fue el mes que más contabilizó, con 5; frente a las dos de junio, agosto y septiembre o al único dispositivo de octubre, noviembre y diciembre. Por otros accidentes sin excarcelación se movilizó 5 veces: en enero, mayo, septiembre, octubre y diciembre.

Mediciones de gas motivadas por alertas dadas por vecinos que percibían un olor sospechoso efectuaron 12, a razón de 2 en enero, febrero, abril, agosto y diciembre y de una en mayo y octubre. La mayoría fueron falsas alarmas pero Emerxencias efectuó mediciones para descartar riesgo para la población.

Para rescatar animales se movilizaron sus efectivos en 8 ocasiones a lo largo del año y para buscar personas 2: una en septiembre y otra en noviembre (el caso de la octogenaria de A Estrada que apareció viva en un riachuelo de Vilar 22 horas después de que se le perdiese la pista en el casco urbano, gracias al testimonio de una vecina del lugar en cuyas inmediaciones apareció).

Emerxencias también efectuó 5 operativos preventivos, cuatro por inundaciones (fundamentalmente en el tramo final de la Avenida de Santiago) y 36 por otras causas (como, por ejemplo, abrirle la puerta de su domicilio a alguien que se había dejado una olla al fuego, con el consiguiente riesgo de incendio).

Por número de intervenciones, los que meses que más sumaron fueron enero (115), marzo y julio (con 103 cada uno); mayo y junio (con 89); y diciembre (con 82). Los demás oscilaron entre los 68 de septiembre y los 79 de agosto.

La prevención del coronavirus dificulta y ralentiza su labor

Los 19 integrantes de Emerxencias de A Estrada han luchado en primera línea contra el COVID-19 y este ha dificultado y ralentizado su labor notablemente. Llevar los equipos de protección personal y retirarlos con un riguroso protocolo de prevención, desinfectar a fondo la ambulancia entre servicio y servicio, ducharse entre uno y otro (hasta 5 veces al día) o desinfectar al entrar a trabajar todo lo que han usado los compañeros que salen de guardia ya ha disparado su labor. El personal ha tenido que amoldarse a muchas cosas nuevas, extremando la precaución en todos y cada uno de sus movimientos. No pueden permitirse un despiste para no contagiar a la siguiente persona a la que van a trasladar y para protegerse ellos mismos. Pese a estas extremas precauciones, el COVID infectó a dos miembros de Emerxencias que siempre se han destacado por su gran profesionalidad y esmerado trabajo. Asimismo, para contribuir a sensibilizar a la población, este año personal de Emerxencias intensificó en sus horas libres la difusión de la información COVID, en un esfuerzo que agradecen los vecinos y aplauden sus compañeros.