Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PIB de las comarcas baja 12,4 millones de euros en dos años y roza los 1.150 millones

Lalín, Forcarei y Dozón son los únicos que mejoran sus cifras | La capital dezana, con 377 millones, baja al noveno puesto provincial | A Estrada, con 306 millones, también cede puntos y pasa al número 14 de la lista

El PIB de las comarcas baja 12,4 millones de euros en dos años y roza los 1.150 millones | HUGO BARREIRO Bernabé / Javier Lalín

El Producto Interior Bruto (PIB) mide el crecimiento económico de una zona, al calcular el valor monetario de todos los bienes y servicios finales (es decir, los que compra el consumidor) en un periodo de tiempo. Pues bien, en 2018 el PIB de las comarcas alcanzó los 1.148 millones de euros, según los datos que difundió ayer el IGE.

En concreto, la cifra es de 1.148.322.000 euros, repartidos entre los 781.778.000 de los seis municipios dezanos y los 366.544.000 de A Estrada y Forcarei, puesto que la estadística no aporta datos de Cerdedo-Cotobade. El PIB municipal se difunde cada dos años, de modo que ha bajado 12,4 millones en comparación a los 1.160 millones de euros que había de PIB en 2016 (con Cerdedo, alcanzaban en ese ejercicio los 1.186 millones).

El descenso se debe a que cinco de los ochos municipios han perdido fuelle en su propio PIB. A Estrada, que en las comarcas es el segundo municipio con mejores cifras, tras Lalín, en estos dos años ha cedido unos 10,2 millones de euros, con lo que el dato más reciente muestra que su Producto Interior Bruto es de 306.265.000 euros. Este profundo descenso, además, le hace perder peso en el ranking provincial: si en 2016 estaba en el undécimo puesto, con 316 millones, ahora baja al número 14.

Silleda tampoco es ajena al recorte, y su PIB está ahora en 176.322.000 euros, unos 10,7 millones menos que un par de años atrás. A Estrada y Silleda, al igual que Vila de Cruces, en 2016 habían experimentado una mejoría en sus cifras. La caída del concello cruceño es más modesta, pero no deja de influir en el cómputo general: su producto interior está en 91.679.000 euros, frente a los 91.930.000 de 2016. Ha perdido 251.000 euros en el valor de sus bienes y servicios finales.

Rodeiro, por su parte, muestra un PIB de 78.132.000 euros, que son 3,5 millones menos que los 81.701.000 del periodo anterior. Camba también padece cómo se contrae su economía, pues entre 2014 y 2016 había crecido 11 millones. Su concello vecino de Agolada presenta una actividad económica bastante inferior, y de ahí que su PIB también lo sea: 35.451.000 euros, que son 2,9 millones menos de los que tenía en 2016.

Agolada y Rodeiro habían mejorado sus cifras en 2016 en comparación con 2014, y ahora experimentan un descenso, como Silleda, A Estrada y Cruces. Dozón, sin embargo, subió su PIB en 2016 y vuelve a hacerlo en 2018, pues gana 654.000 euros para llegar a 23.109.000. Y ya que ahora vamos con las subidas del PIB, a estas se suman también Forcarei y Lalín. El municipio forcaricense cierra 2018 con un producto interior bruto de 60.279.000 euros, que son 5,9 millones más que los 54.344.000 que tenía en 2016. Dozón y Forcarei ayudan a compensar la caída de los otros concellos, pero es Lalín quien consigue mitigar bastante ese descenso. La cabecera comarcal dezana maneja un PIB de 377 millones de euros (en concreto, de 377.085.000 euros). En 2016 la cifra era de 368.384.000. Es decir, en dos años su PIB ha subido en 8,7 millones de euros. A nivel provincial, el PIB de Lalín lo coloca en el noveno puesto de la lista, mientras que en 2016 estaba en el octavo. Sobra decir que el PIB municipal más alto de la provincia está en Vigo, con casi 7.847 millones de euros, secundado por Pontevedra, con 2.106 millones, y O Porriño, con 913 millones.

Agroganadería y madera

El informe del IGE marca además las especializaciones productivas por comarca. Deza es la única de la provincia en la que pesa más el sector primario. La agroganadería predomina también en otras comarcas de Galicia como las vecinas de Arzúa, Melide y A Ulloa, o Bergantiños y Xallas. En Tabeirós-Montes, como en la comarca de Pontevedra, la actividad principal está enfocada al sector de la madera y del mueble. En el resto de la provincia, Caldas apoya su economía en productos electrónicos, O Salnés en la industria agroalimentaria, como O Condado. Vigo y O Morrazo destacan por el resto de industria. En cuanto a A Paradanta, por la producción energética y O Baixo Miño, por industrias extractivas.

Hugo Barreiro| Pinche en en la imagen para ampliar

El comercio y la hostelería ganan relevancia

Hay otro concepto económico, el Valor Añadido Bruto (VAB) que calcula el valor de un producto pero restándole los insumos o los gastos que se han generado para producirlos. El IGE mide este concepto por rama de actividad y comarca. En Deza su VAB global es de 698 millones de euros Es la cantidad que se obtiene al restarle al PIB de 781 millones de euros los 83,2 millones de impuestos e insumos. Pues bien, de esos casi 699 millones de euros de VAB global, 135,6 corresponden al comercio, transporte y hostelería, mientras que del sector primario proceden otros 124,8 millones. En Tabeirós-Montes, de sus 322 millones de Valor Añadido Bruto, 71,8 millones son de actividades relacionadas con la educación y la sanidad.

Producción por vecino

Volviendo al PIB, las cifras de cada municipio permiten calcular la producción por habitante. Rodeiro era y sigue siendo el líder comarcal, con 23.864 euros por vecino ( y eso que el dato anterior era de 23.980, algo superior). Silleda ocupa el segundo lugar, con una producción de 19.587 euros por habitante. Le sigue Dozón, con 18.712, y la cabecera comarcal, Lalín, con 17.951 euros por vecino. En quinto lugar se coloca Vila de Cruces, cuya producción por habitante es de 16.566 euros, mientras que la de Forcarei asciende a 16.161. Cierran el listado A Estrada, con una producción de 14.973 euros por vecino, y Agolada, con 12.761 euros. A nivel provincial, el líder es O Porriño, con 48.900 euros por vecino.

Compartir el artículo

stats