Su presencia en la céntrica Plaza del Concello de A Estrada desde primera hora causó expectación entre los vecinos que pasaban por el lugar. Sus casi dos metros de altura le permitían atraer miradas hasta el punto de que muchos aprovecharon la ocasión para sacarse fotos él. Esa expectación era precisamente la buscada por los cuatro protagonistas de una broma que nació como idea loca en un bar y que terminó con un peregrino de acero oxidado instalado a las puertas del consistorio. Tras su presencia, muchas incógnitas, algunas de ellas todavía por descubrir.

Cuatro personas fueron necesarias para realizar el traslado e instalación de la escultura, aunque la idea partió de uno de ellos, el hijo del autor de la obra. Según recuerda fue una broma que se les ocurrió mientras tomaba algo con sus amigos y que, al contrario de lo que suele pasar, esta vez se llevó a cabo. La idea era llevar la escultura de peregrino creada por su padre y colocarla ante el consistorio, un punto por donde pasan los peregrinos que recorren el Camiño da Geira e dos Arrieiros en dirección a Santiago de Compostela.

La escultura destaca por su detalle a pesar de estar realizada en metal oxidado, y cuenta con gafas, mochila, sombrero, bastón con calabaza del peregrino e incluso una mascarilla metálica en color que destacaba sobre el conjunto en general. Esta obra responde a la pericia de un hombre que a lo largo de toda su vida trabajó con el metal, aunque ahora, ya jubilado, lo hace con un carácter más artístico. Según explican los culpables de esta inocentada con mucho arte, fueron necesarios cinco meses de trabajo para terminar el peregrino.

El objetivo tras esta inocentada era dar a conocer la obra del jubilado artista del metal. Ahora sin embargo, habrá que ver la respuesta del gobierno estradense al regalo que apareció en su puerta. Por el momento, se ha convertido en reclamo más para los curiosos.

¿Quién se esconde tras Manny Lake?

Durante la jornada de ayer fueron muchos los que intentaron saber más sobre la persona que se esconde tras la iniciales M.L. que se pueden ver en la mochila que porta el peregrino realizado en metal. Esas iniciales corresponden al nombre artístico Manny Lake, aunque eso tampoco arrojará mucha luz sobre la que persona que realizó la escultura. Se trata de un artista anónimo, cuyo trabajo es conocido solo por sus personas más allegadas. En su estudio sin embargo se pueden encontrar otras muchas esculturas de diferentes tamaños y técnicas, aunque siempre trabajando sobre el metal. Los autores de la inocentada prefirieron ayer mantener su anonimato hasta ver si él mismo decide dar un paso al frente. Destacan sin embargo que se trata de una persona ya retirada pero cuyo trabajo a lo largo de toda una vida estuvo relacionada con el metal, aunque sin ser tan artístico.