Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“No me imaginaba que había tanta gente buena en el mundo”

La familia de Agolada que pidió ayuda por su situación económica recibe la respuesta desinteresada de vecinos y empresas de la zona

Paula Junquera muestra el estado de su vivienda. | // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

La felicidad inundaba en la jornada de ayer a Paula María Junquera. Solo 24 horas después de pedir ayuda pública ante la complicada situación económica por la que estaba atravesando su familia, su vida ha dado un giro radical. “No me imaginaba que había tanta gente buena en el mundo”, afirma Junquera entre agradecimientos a los numerosos vecinos que en la jornada de ayer les dieron su apoyo. “Me hicieron llorar de alegría”, reconoce la de Agolada.

Entre esas ayudas destaca la recibida por parte de una persona que quiere permanecer en el anonimato. Solo se sabe que se trata de una vecina que ha decidido pagar los recibos de luz que tiene pendiente la familia en estos momentos. Junquera explicó que ya había recibido el aviso de que les iban a cortar la luz en unos días debido a los impagos. Esta persona se hará sin embargo cargo de esa deuda que preocupaba especialmente a la familia asentada en la parroquia de Brántega.

Otras ayudas se han centrado en ayudar a la familia a mejorar sus condiciones de vida. Desde hace dos años Junquera, su marido Javier Gómez y sus tres hijas viven en una casa que pertenecía a la familia de Javier. Se trata de una vivienda que necesita muchos arreglos, mejoras que no han podido realizar debido a su situación económica.

Así, han sido varios los albañiles que han ofrecido sus servicios a la familia. Su trabajo les permitirá, entre otras cosas, arreglar el techo de la vivienda, retirando el cancerígeno amianto y sustituyéndolo por otros materiales aislantes. De esta manera podrán terminar con las entradas de agua que se registrada en la casa.

Además, un carpintero se ha ofrecido a arreglarles toda la cocina, colocándoles muebles a medida. También han recibido en este sentido varios electrodomésticos y radiadores que ya podrán empezar a utilizar. La familia también ha tenido noticias de que el Concello de Agolada estaría analizando la opción de ayudarlos con la aportación de material para la obra de reforma de la vivienda.

El padre recibe una oferta de trabajo

Otra de las grandes noticias que dejó la jornada de ayer a la familia Gómez-Junquera es que el padre comenzará en su nuevo trabajo el próximo lunes. La firma Covenfa de Lalín, a través de su gerente, y ha sido una de las que se han volcado a la hora de ayudar a la familia. Además de ayudar en la colocación provisional de ventanas para la vivienda, ofrecieron a José Gómez un puesto en su plantilla. Este debía superar para ello un curso previo para incorporarse a su nuevo puesto. Sin embargo, la empresa ha decidido que comience ya el próximo lunes, incluyendo ya su tiempo de formación en el contrato para que pueda comenzar a cobrar, algo importante teniendo en cuenta que la familia llevaba tiempo sobreviviendo con menos de 400 euros al mes.

Cabe destacar que cualquier aportación o ayuda a la familia debe hacerse a través del teléfono 686 196 279 de la asociación Donaciones A Estrada.

Compartir el artículo

stats