Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El tanque de tormentas evitará la separación integral de pluviales

Infraestruturas encargará el proyecto “de forma inmediata” | El plan incluye la conexión de los colectores de Donramiro y Ponte

Ubicación de la nueva dotación de saneamiento.

Ubicación de la nueva dotación de saneamiento.

El tanque de tormentas que construirá la Consellería de Infraestruturas en el paseo del Pontiñas es la alternativa idónea a la acometida integral de la separación de aguas pluviales y fecales, y además resolverá en un 70% los problemas de desbordamiento que padece buena parte del alcantarillado de Lalín cada vez que se producen trombas de agua.

El departamento que dirige Ethel Vázquez encargará el proyecto de forma inmediata. La dotación incluye además colectores principales en el paseo, y supone una inversión de 4,6 millones del presupuesto de ejecución material. La cifra superará los seis cuando se sumen todos los gastos de materialización de la obra u el IVA. La cuantía irá con cargo a fondos europeos y es una inversión a mayores de los 14 millones de euros que recogen los presupuestos de la Xunta del año que viene para la cabecera comarcal.

La necesidad de este tanque es una de los cuatro propuestas que figuran en el Plan Director de Saneamiento del núcleo urbano de Lalín. este documento sirvió para realizar un diagnósticos de cómo funciona el sistema de saneamiento y depuración. Hubo que realizar un inventario de pozos, colectores, aliviaderos y estaciones de bombeo, además de medir las lluvias registradas durante el periodo de estudio. La conclusión es de todos conocida: la red no tiene capacidad hidráulica suficiente para drenar episodios de lluvia. En ese estudio, como decíamos, también se recogen otras propuestas al margen del tanque de tormentas, como la ampliación de la depuradora, otro tanque más pequeño en las proximidades de la EDAR o el cambio de algunos colectores.

En concreto, el proyecto del tanque de tormentas plantea como actuaciones necesarias las siguientes: por un lado, la ampliación de los colectores interceptores del paseo fluvial hasta la ubicación del nuevo tanque de tormenta, ya que tal y como están ahora mismo, no tiene capacidad para drenar cuando se producen aguaceros. De forma paralela, quedarán eliminados varios aliviaderos actuales y que se localizan en el sistema de saneamiento hacia la red de pluviales. Además, se conectarán tanto el colector de saneamiento que recoge el sector de la rúa Ponte como el que da servicio a la parroquia de Donramiro. En el caso de la calle Puente, es necesaria esta intervención porque hacia García Sánchez transcurre un arroyo en el que cada vez que llueve se mezclan bastante las aguas. En el caso del colector de Donramiro, cubrirá la zona de Avenida de Cuiña y Avenida de Madrid.

El tanque de tormentas funciona como una pre-depuradora y tendrá un volumen de entre 3.800 y 5.000 m3. Para darnos una idea de sus dimensiones, basta con pensar que sobre él podrían construirse dos pistas de tenis. El tanque, entonces, permitirá disponer de un sistema mixto, con calles en las que sí haya separación de pluviales y fecales y con otras rúas en las que estas aguas van mezcladas pero que, así, permitirán una mayor depuración para, por ejemplo, pluviales que puedan tener arrastres de aceite al proceder de vías de circulación.

El tanque irá soltando de forma gradual las aguas hacia la depuradora, por lo que el funcionamiento de ésta será mucho mejor y así se evitarán los vertidos al río que se producían con grandes trombas de agua. Llevará un extractor de lodos, que se sacarán con la periodicidad necesaria y que posteriormente se trasladarán a una planta de tratamiento, igual que se hace en la actualidad con los de la depuradora.

Además, el estudio incluye en esta nueva dotación mejoras de la capacidad hidráulica de los colectores del margen del paseo fluvial. La longitud de los colectores que hay que ejecutar asciende a más de 2.000 metros, con unos diámetros de entre 400 y 1.200 milímetros.

El tanque de tormentas con el que contará Lalín es una dotación habitual en varias villas europeas y que comienza a ser habitual en otros puntos de Galicia. Este mismo año, la Xunta sacó a licitación una estructura similar para el concello coruñés de Cabanas, y que permitirá sanear la ría de Pontedeume.

Compartir el artículo

stats