Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

A Estrada intentará movilizar fondos europeos para la reforma de la playa fluvial

Precisa alrededor de 700.000 euros para valorizar la zona construida en este entorno, ahora de gestión municipal | Espera un informe de Augas de Galicia para disponer del anteproyecto

Infografía de una de las zonas abiertas al Liñares y a la robleda.

El alcalde de A Estrada, José López Campos, tiene depositada su confianza en la gestión municipal de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible (Edusi) como aval para poder movilizar fondos que permitan a la administración municipal poner las primeras piedras para el proyecto de reforma y mejora de la playa fluvial de Liñares, un espacio ahora abierto a todos los estradenses al abrigo del acuerdo de cesión alcanzado con la Sociedade Deportiva Río Ulla.

Además de una recuperación y puesta en valor de todo este entorno, la pretensión del gobierno local es conseguir financiación para emprender la construcción de una nueva edificación, de carácter sostenible y plenamente integrada en el entorno, que permita aprovechar y potenciar la construcción preexistente en estas instalaciones, caída en desuso desde hace años y a la que urge una mejora.

El munícipe explicó que el Concello se mantiene en estos momentos a la espera de que Aguas de Galicia se pronuncie definitivamente sobre el proyecto que le remitió el Concello, después de que el ente autonómico respondiese solicitando una ampliación de la información. “Una vez que Augas de Galicia nos dé el visto bueno, tendremos ya el anteproyecto y, con él, seguramente no esperemos ya a una nueva convocatoria de fondos”, precisó el regidor estradense, subrayando que, aunque la convocatoria de nuevas líneas europeas de ayuda para actuaciones de esta naturaleza saldrá en 2021, calcula que estas aportaciones tardarán un par de años en estar disponibles.

La pretensión del ejecutivo local pasa por intentar conseguir fondos adicionales en la convocatoria actual de ayudas. López Campos apuntó a la buen gestión de la Edusi y subrayó A Estrada estará en condiciones de tener todos los proyectos certificados a 31 de diciembre, por lo que el ayuntamiento espera ser candidato ante una posible redistribución de aquellas partidas que no se hayan podido ejecutar en tiempo y forma. Subraya que la oportunidad de rescate de estos fondos exige tener “proyectos maduros” , de ahí que el Concello continúe avanzando en el de la playa fluvial, para el que precisaría alrededor de 700.000 euros.

El estudio de inundabilidad realizado hace meses en este recinto se encargó de aportar datos de la línea de máxima avenida, permitiendo plantear construcciones que no interfieran en el cauce máximo de crecida del río. A partir de aquí, el gobierno local resolvió mantener la edificación que estaba destinada a vestuarios –donde existe una zona de sombra con parra–, que será reformada íntegramente para destinarla a vestuario, taquilla y almacén. En cuanto a las construcciones que hasta el momento se utilizaban como cantina y aseos, la idea es practicar una demolición y realizar una nueva construcción a través de una estructura integrada en el ambiente y con materiales sostenibles, caracterizada por grandes ventanales. De hecho, en base a la información facilitada en su momento, el proyecto recoge que se trataría de “un balcón hacia el Liñares y la Carballeira envuelto por la vegetación”.

Aunque su reforma tardará un tiempo, la playa fluvial de Liñares es ya para disfrute de todos los estradenses. El recinto, que hasta este verano gestionaba Río Ulla, abrió sus puertas en el último estío, recibiendo miles de visitas.

Balcón al Liñares

Compartir el artículo

stats