El PSOE de Vila de Cruces lleva a pleno una moción para pedir un plan de apoyo a las familias y los sectores económicos afectados por las crisis del coronavirus. “Tras las ayudas extraordinarias de emergencia destinadas a mitigar los efectos de la pandemia en el tejido económico y empresarial, es el momento de poner en marcha un plan de apoyo para favorecer al conjunto de la economía, inyectando la cantidad de los 400.000 euros de los remanentes”, expone. Esto pretende potenciar las compras locales, tanto del casco urbano como de la zona rural, y así potenciar los establecimientos del municipio que están viendo mermados sus ingresos por la situación del coronavirus.

La moción presentada por María del Carmen Silva contempla crear bonos de 50 euros, o dos de 25 euros, para cada uno de los empadronados. Esta propuesta sumaría la cantidad de 262.300 euros y facilitaría las compras en los establecimientos locales. Por otro lado, piden la ayuda directa al tejido empresarial y de comercio. Con los 137.700 euros restantes, “se destinarían del mismo modo que en la convocatoria anterior para ayudar a los autónomos y sobre todo al sector de la hostelería para el que serían unos 80.000”, explica. Lo restante sería para establecimientos comerciales, colegios, centro médico, auditorios residencia y todo lo relacionado con las actividades sociales, culturales y deportivas del municipio, para material desinfectante. Además, pide dejar libre la cuota anual del IBI, basura y agua a todos los establecimientos que están afectados por la situación actual.