Ya es Navidad en Lalín, aunque todavía no ha terminado el mes de noviembre. Su luz ilumina las calles de la capital dezana desde ayer y hasta el 6 de enero, aunque con un horario mucho más limitado de lo habitual. Los arcos luminosos estarán operativos entre las 18 y las 23 horas, en línea con las restricciones que impone la situación sanitaria, lo que propiciará un ahorro energético y económico.

El encendido oficial de las luces tuvo lugar anoche en la Praza da Igrexa de Lalín, que este año estará ocupada por la aldea de Nadal. Por este motivo, el árbol, de doce metros de alto, se sitúa en la Praza de Galicia, junto a la casa consistorial. Y habrá un photocall delante de la estatua del aviador Loriga.

Por su parte, A Estrada ultima los preparativos para poner en marcha su iluminación el próximo viernes, día 4. Además, desde el Concello se anuncian importantes sorpresas.