La sección cuarta de la Audiencia Provincial suspendió el juicio que tenía previsto ayer por la mañana por un hombre acusado de vulnerar una orden de alejamiento y propinar un puñetazo en la boca a su pareja. El procesado tenía en vigor una orden de alejamiento dictada por el juzgado de instrucción de Lalín. Sin embargo, R.P.L, acudió el 15 de marzo de 2014 a la casa de su pareja y la convenció para ir a cenar juntos a casa de unos amigos. Tras la cena, discutieron y él le pegó un puñetazo. A raíz del golpe, la víctima perdió tres piezas dentales y tuvo que ser sometida a cirugía en el CHUS. La Fiscalía pide para el procesado cuatro años y tres meses de prisión, así como una orden de alejamiento de su pareja por un periodo de cinco años.