El gobierno de Vila de Cruces recibió ayer a la delegada de la Xunta, Luisa Piñeiro, dentro de la gira que está realizando esta política por los concellos de las comarcas y que ayer también incluyó al de Agolada. Luis Taboada, Julio López y Mireya Otero plantearon una serie de peticiones que el gobierno autonómico ya conoce.

Así, los tres ediles del gobierno urgen el arreglo de las filtraciones de agua en el centro de salud. Hace más de un año el gobierno autonómico se comprometió a reparar estas humedades, provocadas por el óxido que corroe las tuberías. El gobierno cruceño explica que los trámites estaban ya muy avanzados, hasta el punto de que una empresa se había desplazado al centro de salud para calcular el coste de los trabajos, pero “a día de hoy no sabemos nada”, de la misma. Las filtraciones impiden el uso de la planta baja para actividades sociales y culturales. El centro de salud fue traspasado a la Xunta en febrero de 2019 y tras cuatro años de espera.

Durante el encuentro, el gobierno local también planteó la falta de espacio con que se encuentran ahora los centros educativos, tras tener que reorganizar las aulas para mantener las distancias de seguridad entre el alumnado. El ejecutivo planteó la posibilidad de colocar una carpa en el patio del CEIP Nosa Señora da Piedade, del casco urbano, para que los niños pudiesen salir fuera de las aulas durante los recreos en los días de lluvia. En su momento, se solicitó una cita urgente con el jefe territorial de Educación, César Pérez Ares, para solicitar el permiso correspondiente de dicha instalación. A día de ayer, esa cita aún no fue concedida, y solo se comunicó por teléfono a la edil de Educación, Mireya Otero, “que no permitían la instalación de la carpa”. La concejala quiere reiterar esta solicitud a través de la delegada de la Xunta.

Durante el encuentro también se plantearon peticiones como sendas peatonales en Piloño y Sabrexo, que servirían de reclamo turístico, o o un área de descanso en un tramo antiguo en el trayecto de la PO-960. En esta vía también urge reparar el tramo que discurre por Camanzo. Cruces espera, en una reunión futura con la delegada, poder abordar otras cuestiones como el arreglo de carreteras de titularidad autonómica o la presentación de proyectos que pueda financiar a Xunta.

Máxima colaboración

Por su parte, Luisa Piñeiro manifestó ayer “la máxima colaboración y total compromiso” con este concello, así como un respaldo firme a los proyectos de interés general para la comarca dezana.