La corporación de Agolada celebra esta mañana en el consistorio (10.00 horas) un pleno en el que destaca la dedicación parcial que plantea el ejecutivo para tres cargos: su teniente de alcalde, Óscar Val García, que tendrá un salario de 1.300 euros; el edil de Obras, Pedro García Casares, con 1.200; y el concejal de Asuntos Sociales, Marcos Galego Amor, con 600. Caber recordar que en agosto del año pasado, recién llegados al Concello, cuatro concejales del Partido Anticorrupción y Justicia renunciaron a sus dedicaciones, por lo que desde entonces y hasta hoy solo había un sueldo, el del alcalde, Luis Calvo. El regidor percibe en torno a 1.400 euros netos al mes.

Desde el único partido de la oposición, el PP, Carmen Seijas adelanta que este gobierno saldrá más caro que el último ejecutivo que encabezó el anterior alcalde, Ramiro Varela. El gobierno popular tenía la dedicación exclusiva de Varela (que era, por tanto, más alta que la de Calvo), y los pagos por asistencia a juntas de gobierno local ya que el cargo eventual de secretaria del alcalde posteriormente desapareció al pasar la persona que lo ocupaba al plantel municipal. Sin embargo, el ejecutivo de PAyJ tendrá desde hoy cuatro dedicaciones parciales y el cargo eventual de secretaria del alcalde, que percibe en torno a 1.200 euros, según indica Seijas.

La sesión también servirá para votar una moción que lleva el PP y en la que plantea una serie de propuestas con las que poder reactivar Agolada tras el impacto del coronavirus. Seijas explica que entre las medidas que defienden figura la rebaja al mínimo legal del tipo impositivo del IBI o mejoras fiscales para las empresas. Ya en el apartado de ruegos y preguntas, los cuatro ediles populares quieren saber qué personas están dadas de alta en Protección Civil, ya que hay casos de uso de enseres. Seijas también echa en falta más contenido en el portal de transparencia de la web municipal, dado que no figuran la declaración de bienes de los concejales ni tampoco datos sobre la carrera profesional de los ediles ni del alcalde.

Seijas también preguntará por qué estuvieron los vecinos de Basadre sin luz pública durante dos meses, por qué Agolada no participa en el programa provincial O teu primeiro emprego o cuándo habilitará las ayudas de 2.500 euros para cada recién nacido, que Luis Calvo prometió en su programa electoral. Había otras planeadas también para los jóvenes de menos de 18 años de edad.

Impulso a un PXOM con 20 años de trámites

El alcalde de Agolada, Luis Calvo, recibió ayer a la delegada de la Xunta, Luisa Piñeiro. El político agoladés le entregó un informe con todas las demandas de colaboración, y recalcó que el Concello estará a disposición del gobierno autonómico. Las solicitudes de Agolada se centran en inversiones de carácter social y empresarial, pero también vinculadas al empleo y al urbanismo. En este sentido Luisa Piñeiro recordó que el Concello puede solicitar a la Xunta permiso para cambiar el equipo redactor de su Plan Xeral de Ordenación Municipal. El PXOM comenzó a gestarse hace casi 20 años, en 2001, con la firma de un convenio entre el gobierno local y la empresa Adiu. En 2010 estuvo a exposición pública un documento de inicio, y en 2014 los vecinos pudieron consultar también un avance del documento. La tramitación más reciente que figura en la web de Medio Ambiente es un informe previo a la aprobación inicial del PXOM, fechado en 2015. Así es que Agolada, 20 años después, funciona bajo las normas subsidiarias de planeamiento.