Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Sociedad de Caza de Lalín mantendrá la misma directiva hasta el próximo mayo

José Luis Montoto asume la presidencia tras el fallecimiento de Julio Mariño | En la de Rodeiro, Rubén Quintá luchará el domingo por revalidar el cargo frente a otras dos listas

Miembros de la sociedad de caza lalinense, durante una asamblea en 2017. |   // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

Miembros de la sociedad de caza lalinense, durante una asamblea en 2017. | // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

La actual directiva de la Sociedad de Caza y Pesca de Lalín agotará el mandato hasta mayo, cuando se cumplen cuatro años de la elección del desaparecido Julio Mariño como presidente. Mariño falleció el día 7 de este mes a causa del coronavirus. Su número dos, José Luis Montoto, pasará a ejercer las labores de la presidencia durante estos poco más de seis que quedan hasta los comicios. Unas elecciones que, obviamente, quedarán supeditadas a la situación sanitaria del COVID.

Montoto avanza que lo idóneo seria poder celebrar ya asambleas en febrero y marzo para ir diseñando no solo las elecciones, sino también los calendarios de siembra y trabajos necesarios de cara a la próxima temporada. La sociedad cinegética de Lalín cuenta con 420 socios, por lo que es la más grande de Deza y una de las de mayores dimensiones de Galicia.

Mucho más cercanas en el tiempo están las elecciones en la Sociedade Deportiva de Caza e Pesca de Rodeiro. Este domingo sus en torno a 220 socios podrán escoger al nuevo presidente, votando en el local de A Areosa, a partir de las 12.30 horas. Hay tres candidaturas. Una de ellas es la del actual presidente, Rubén Quintá, que ocupa el cargo desde hace ocho años. En los ocho anteriores fue tesorero y, antes, durante cuatro, ocupó una vocalía. Encabeza una lista que integran José Calvo Calviño (como vicepresidente); María Antonia Ramos Almansa (secretaria) y Daniel Vázquez López (tesorero), con las vocalías para Sinesio López Fernández; José Ramón Rodríguez Janeiro; Luis Fernández López; Orlando Carral Cid; Juan Viana Carral; Ricardo García Areán; José Antonio Blanco Rodríguez; Cándido Pardo Vence y José Diéguez Méndez.

Candidaturas alternativas

José Janeiro Diéguez, por su parte, aspira a ocupar la presidencia con un equipo conformado por Magencio Sobrado García para la vicepresidencia; Manuel V. Carral en la secretaría; José Manuel Vázquez Senra como tesorero y, en las vocalías, Carlos González Varela y Marcos González Caballero.

La tercera candidatura a las elecciones de este domingo está encabezada por José Andrés Hermida Bernárdez. En su propuesta figuran Luis Panadeiros Bernárdez para ocupar la vicepresidencia; Cándido Hermida Arias para encargarse de la secretaría y Carlos Hermida Paz para ejercer de tesorero. Presentan un único vocal, Carlos Faílde Vence.

Más de 170 jabalíes en lo que va de temporada

Desde hace años, las sociedades de caza de la comarca, por lo general, tienen que solicitar ampliaciones de sus cupos de precintos de jabalíes, dada la densidad de estos animales en las tierras dezanas. José Luis Montoto, desde la Sociedad de Caza de Lalín, explica que para esta temporada el colectivo cuenta con 300 precintos. Desde que arrancó la temporada, a finales de agosto, las seis cuadrillas ya han capturado 175 animales. De seguir así, está claro que se agotará todo el cupo. Estos precintos se expiden desde Medio Ambiente por tandas, y los cazadores lalinenses ya van con la segunda. Montoto explica que los daños que causa esta fauna salvaje se concentra ahora en los prados recién sembrados de hierba, toda vez que el maíz ya ha sido recogido, y tampoco quedan castañas en los sotos. Aún así, estos daños no parecen estar al mismo nivel de los del año pasado, cuando a principios de octubre la Consellería de Medio Ambiente decidió incluir los concellos de Deza y también de Tabeirós-Monte en el listado de ayuntamientos con emergencia cinegética. Por entonces, se permitió la caza de jabalí durante todos los días y se amplió la temporada al 29 de febrero. Pero en la práctica, fueron pocos los cazadores que pudieron salir al monte entre semana, debido a sus obligaciones laborales.

Compartir el artículo

stats