Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

A Estrada pedirá la desafectación inmediata del ambulatorio y busca nuevo uso para sus 2.600 m2

El Concello aguarda un tiempo de convivencia de ambos centros | Cuando se concrete el traslado a A Baiuca pedirá la cesión al Ministerio de Trabajo | Prepara un plan de usos que ayude a evitar un declive de la avenida de Santiago

A Estrada pedirá la desafectación inmediata del ambulatorio y busca nuevo uso para sus 2.600 m2 | FOTO: BERNABÉ/CRIS M.V.

A Estrada pedirá la desafectación inmediata del ambulatorio y busca nuevo uso para sus 2.600 m2 | FOTO:BERNABÉ/LUISMY

A Estrada pedirá la desafectación inmediata del ambulatorio y busca nuevo uso para sus 2.600 m2 | FOTO: BERNABÉ/JAVIER LALÍN

A Estrada pedirá la desafectación inmediata del ambulatorio y busca nuevo uso para sus 2.600 m2 | FOTO: BERNABÉ/J. LALÍN

Dentro de muy pocos días, el servicio de Atención Primaria de A Estrada abandonará las instalaciones que viene ocupando desde la década de los 70 en la Avenida de Santiago. La inauguración del centro de salud de A Baiuca da el pistoletazo de salida para un traslado que se hará de manera inmediata, con la previsión de que el lunes 7 de diciembre se pase ya consulta en las nuevas dependencias sanitarias. No obstante, el Concello aguarda que esta transición llegue acompañada de un breve espacio temporal de convivencia de estas dos sedes. Con todo, tan pronto como se haya liberado el edificio del actual ambulatorio, el gobierno local tiene previsto emprender de forma decidida los trámites para solicitar la desafectación del inmueble y su posterior cesión a la administración municipal.

Al ser preguntado ayer por esta cuestión, el alcalde estradense, José López Campos, expuso que la consellería tenía previstas ya algunas consultas en A Baiuca la próxima semana, si bien la posibilidad de realizarlas dependerá del avance en ultimar las conexiones de fibra óptica. Es por ello que supone el primer edil que se producirá una convivencia temporal de ambos centros. Aunque este hecho no se produzca, López Campos puso el acento en que en las instalaciones que actualmente están en uso quedará todavía abierta la oficina de la Seguridad Social. Fue entonces cuando el regidor apuntó que, en base a la información que estuvo recabando el Concello, el edificio es propiedad del Ministerio de Trabajo en su totalidad, porque suyo era ya el solar sobre en el que se construyó el ambulatorio. La pretensión del ayuntamiento es emprender de forma inmediata los trámites para solicitar la desafectación y, a partir de ahí, presentar un “proyecto de recuperación de toda la infraestructura y un plan director de usos”. “Tiene mucho encaje dentro de lo que son las líneas estratégicas de fondos europeos”, indicó el jefe del ejecutivo local.

“En el momento en el que se haga el traslado, lo primero que haremos es solicitar la desafectación y la cesión. Nos dirigiremos tanto a la Xunta de Galicia como al ministerio”, apuntó José López. Llegaría después el momento de definir los nuevos usos de un edificio que tiene alrededor de 2.600 metros cuadrados y que se construyó sobre una superficie de unos 1.800.

El gobierno que encabeza López Campos no tiene intención de dejar que este edificio corra la misma suerte que otros inmuebles públicos que perdieron su uso original. Insiste, además, en la pretensión del Concello de evitar un declive de la Avenida de Santiago, consciente de que la zona –y en especial su actividad comercial y hostelera– acusará el traslado del centro de salud.

“El del centro de salud es el proyecto estrella porque es una zona que nos interesa recuperar, porque va a notar mucho la pérdida del ambulatorio y es un espacio que nos permite diseñar una actuación más potente”, reconoció ayer el alcalde. Entre las opciones que podrían tener encaje para esta superficie figuran servicios orientados a la infancia, la tercera edad o el tejido cultural y asociativo, así como el ligado a la promoción de la actividad primaria, caso de sectores como la manzana, los olivos o los frutos del bosque.

Sin embargo, este no es el único proyecto municipal que pasa por solicitar una desafectación de instalaciones que pertenecen u ocupan otras administraciones públicas. Uno de los movimientos que se espera brinde al Concello espacio para nuevos usos es la construcción del edificio de juzgados, también en A Baiuca. El alcalde remarcó que los presupuestos de la Xunta ya contemplan fondos para la redacción del proyecto de este inmueble, llamado a agrupar bajo un mismo techo las dos salas del partido judicial. En esta misma línea, López apuntó que está pendiente de fijar una fecha para la visita del vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, a los terrenos que el Concello cederá al efecto, justo al lado de la nueva escuela infantil de A Galiña Azul. Con esta parcela el ayuntamiento tendría que realizar un trámite de desafectación para formalizar la cesión, habida cuenta de que es un bien demanial.

La construcción del edificio de juzgados liberará el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 1, edificio que el Concello planea solicitar a la Xunta. A mayores, el ayuntamiento recuperaría las instalaciones que, a su vez, cedió la administración local a la gallega cuando se abrió el Juzgado Número 2, dependencias que todavía ocupa en el edificio que sirve también se sede para el Archivo Municipal y la sala MOME.

Finalmente, el cuarto edificio en el que el Concello tiene puestos sus ojos es de la antigua sede del INEM. Hizo ya una oferta económica para su adquisición. Esta está siendo revisada para que no se descuente del importe el valor de demolición del inmueble. El Concello ofreció alrededor de 90.000 euros por esta céntrica propiedad. “En principio, creo que el Ministerio tiene intención de resolver este tema porque, al final, o llegamos a un acuerdo, o ellos tienen que hacer una actuación por lo menos de mejora integral de la edificación: bajantes, cristales, fachadas, estructura exterior y la cubierta. Eso le va a costar una cantidad importante”, indicó López.

Compartir el artículo

stats