Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Negocios y vecinos de la calle Progreso protestan por la falta de aparcamiento

Recogen firmas y solicitan una reunión con el alcalde para acordar una zona de parking antes de iniciar las actuaciones | La reforma de la calle reducirá las plazas de 145 a 80

Carteles en los comercios de la calle Progreso. | // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

Las obras de la calle Progreso de Silleda levantaron “dolores de cabeza” entre los vecinos y comerciantes de la zona. En la semana pasada estuvo expuesto el jueves y viernes el proyecto para presentar las alegaciones en horario de 10:30 a 15:00 horas. “Con este horario tan reducido poca gente podría ir a estudiar el proyecto y hacer las alegaciones concretas”, expone una de las afectadas. Ante esta situación, solicitaron por registro la ampliación del plazo de exposición al público “para poder estudiar bien el proyecto y poder presentar las alegaciones”.

En febrero del presente año, el alcalde Manuel Cuiña mantuvo una reunión con los residentes y comerciantes de la calle. En la misma “le expusimos que no veíamos justo que nos redujeran las plazas de aparcamiento de 145 a 80, que bajarán cuando recoloquen los contenedores, sin ofrecernos una zona de parking cercana”. Por lo mismo, le solicitaron que antes de iniciar las obras, hubiese un plan de aparcamiento cercano y viable. Apuntan que esto les va a afectar al comercio de la zona “que ya está golpeado por la situación actual”. Señalan que viven del rural de Silleda y que también tienen clientela de sitios como Merza, O Corpiño o Vila de Cruces y que “esto implicará que dejen de venir a Silleda, ya no solo a esta calle, porque si no van a tener donde aparcar, o lo van tener que hacer a mucha distancia, van preferir otras zonas comerciales”, apuntan.

“En la reunión que tuvimos el regidor se comprometió a hacer el proyecto de la calle con consenso, que queremos resaltar que no estamos en contra de las reformas en la calle, pero que no nos quiten las plazas de aparcamiento, que ya ahora había problemas y con la reducción habrá muchos más”, explican. Por esto, solicitan una nueva reunión con el alcalde, otra de las peticiones que registraron ayer en el consistorio acompañada de cerca de un centenar de firmas entre comerciantes y vecinos de la calle.

En la jornada de ayer colocaron pancartas por la calle con el lema ‘Non á reforma da rúa Progreso, eso é a morte do comercio’ para mostrar su malestar. y dieron inicio a una recogida de firmas más amplia que abarque a todos los vecinos. “Esto no solo nos afectará a nosotros, si baja la afluencia de gente en la localidad, perjudicará a los demás comercios de la zona, por eso pedimos que colaboren, porque es un problema de todos”, explican. Además, también crearon una plataforma en las redes sociales para darle difusión a la problemática.

Apuntan que el regidor recientemente les explicó que estaba estudiando el tema de un aparcamiento cercano a la calle, “pero no nos quería concretar nada porque si no salía adelante quedaba mal; el problema está en que si no sale adelante, ¿qué solución nos va a dar?”, preguntan los comerciantes y vecinos afectados. Lo que no quieren es que le de una solución al problema en la otra punta de Silleda “porque esto no nos vale de nada, la gente quiere aparcar lo más cerca posible y tener todo a mano”, puntualizan. Añaden que “si sumamos la pandemia que ha cerrado negocios, las obras que llevarán un tiempo y luego que no habrá plazas, nos vamos a ver muy perjudicados”.

El PP de Silleda lamenta que el regidor “se niegue a ampliar el plazo de exposición pública del proyecto poniendo como excusa los plazos para presentar la subvención, pero sí lo amplíe a la empresa para que presente el proyecto”. Animan a los vecinos a que defiendan sus derechos “y se hagan oír para parar este atropello que se quiere cometer desde el gobierno”.

El PP apoya que se “hagan oír”

Compartir el artículo

stats