Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CORONAVIRUS EN GALICIA

Vuelta del hospital a casa sin tratamientos “fiables”

Una lalinense sufre un síndrome raro que se agravó con el Covid

Cecilia Rodríguez, en el último ingreso en el hospital.

La joven lalinense Cecilia Rodríguez sufre tres síndromes de compresión vascular. Hace cinco años empezó a acudir a los servicios de urgencias y especialidades debido a dolores muy intensos en la zona epigástrica. Tras dar vueltas en septiembre de 2019 decidió “no moverme del hospital hasta que no tuviese un diagnóstico, en diciembre, a través de un TAC, me diagnosticaron síndrome de wilkie”. Su vida empezó a ser una ida y vuelta al hospital continua, y sin conseguir un tratamiento efectivo.

Pasaron los meses y la situación empeora al punto de perder el trabajo y la poca vida social que tenía. Se operó en enero de este año y en febrero “descubrí que existen varias personas que tienen estos síndrome y que no hay especialistas que puedan hacer un diagnóstico certero de lo que tengo”, explica.

“Me informé mucho por mí misma para saber lo qué tenía, incluso en alguna cita médica expliqué yo a los profesionales lo que tengo, hace falta mucha investigación y que los médicos se pongan al día en ello”, reclama.

Con la llegada del coronavirus se complica la situación, sufre una recaída y lo único que conseguía a cambio era que anularan las citas con los especialistas que las pruebas como TAC urgente pasaran a espera por más de tres meses. “Sufriendo dolores crónicos en casa sin medicación y sin saber lo que ocurría transcurrieron los meses”, puntualiza. En septiembre del mismo año, le descubren dos síndromes más y empieza otra lucha entre especialistas para poder recuperar la vida normal. Los síndromes a lo largo de estos años han provocado que no asuma en muchas ocasiones los alimentos. Que los dolores sean insufribles y que hasta las propias venas no aguanten tantos tratamientos seguidos, sobre todo en los últimos meses. Ha bajado mucho de peso, pero aún así las fuerzas y esperanzas no decaen. Se trata de enfermedades raras que no tienen estudios suficientes y ahora con la pandemia “somos personas que no existimos en el sistema sanitario, pues la prioridad es el coronavirus”.

Por falta de medios en la sanidad pública, “muchas nos vemos obligadas a pagar una gran cantidad de dinero para poder operar u viajar”. Cabe destacar que hay un especialista en Málaga que cuenta con los aparatos para hacer un diagnóstico más aproximado y que realiza operaciones de este tipo. Además, en Galicia están en proceso de crear una asociación para solicitar más médicos y especialista en la sanidad pública o que la propia Xunta las derive a la privada con los costes pagados.

El coronavirus lleva al caos en el hospital hasta el punto de que ni los informes están claros. “En el último ingreso de hace una semana hice fotos, menos mal, porque cuando visité a la cirujana vascular no tenía puesto por qué estuve en el hospital, y alucinaba cuándo le enseñaba las pruebas de todo ya que no le constaba”, relata la lalinense.

Recientemente estuvo ingresada en el hospital, con dolores fuertes y las venas que ya no aguantan la medicación; y “por fin conseguí tener una segunda opinión, me derivaron a un cirujano en Lugo”. Ayer fue la visita y consiguió que le hicieran la prueba IVUS (con un coste de 4.500 euros en la privada, mientras la operación asciende a 25.000 en Málaga) y “me vio los síndromes en grados mayores de los que me decían en Santiago, es una pequeña esperanza”, apunta.

Hace unas semanas empezó a relatar lo que le pasa a través de las redes sociales, “para concienciar a la gente y darle visibilidad”. A raíz de esto, la gente se está haciendo eco de su situación. También conoció a una doctora que tenía alguno de los síndromes “por lo que se preocupó más por mi situación”. Además, está pendiente de tener la asociación para que a través del BNG la Xunta y también de Lalín, que se han puesto, en contacto con ella para conocer la situación y ponerse a su disposición

Compartir el artículo

stats