Viravolta Títeres representó ayer en la Casa da Cultura de Silleda su montaje “O Galo Quirico”, en una actuación financiada por el Xacobeo y promovida por la Concejalía de Educación de Silleda. Un total de 28 niños asistieron a la cita con todas las medidas de seguridad sanitarias, pertenecientes a dos clases del CEIP de la localidad. El cuento popular gallego hizo las delicias de los pequeños presentes en el salón de actos de la instalación.

La compañía de marionetas lalinense hizo ayer doblete en tierras trasdezanas porque por la tarde hicieron parada en el Centro Cultural Vista Alegre de A Bandeira para en esta ocasión representar otra de las piezas de su repertorio como es “Cocer e Cantar”. Aquí, el aforo del recinto donde tuvo lugar la escenificación de la obra fue de un máximo de 30 personas, el límite que marcan las restricciones para las actuaciones en interiores, según indicaron desde el Concello de Silleda. Tanto en la actuación de la mañana como en la de la tarde el mayoritario público joven despidió con sendas ovaciones a los titiriteros procedentes de Lalín.