Dozón celebró ayer un pleno extraordinario para sacar adelante los presupuestos y que entren en vigor el próximo año. Al comienzo aprobaron, con la abstención del BNG y UCIN, los nombramientos de los jueces de paz. Además, aprobaron, con el voto en contra del BNG y la abstención del UCIN. Los precios de expedición de documentos con motivo de la puesta en marcha del punto de información catastral, era el documento pendiente.

En cuanto a los presupuestos, el regidor, Adolfo Campos Vázquez, resalta que ascienden en 15.000 euros más que los del presente año, llegando a 1.315.000 euros. “Fueron sacados en tiempo récord y son totalmente equilibrados y perfectos para continuar con el desarrollo del concello”, indica. Del total, 367.950 son para gastos de personal, hay una reducción de 9.000 euros, y 392.000 para bienes corrientes y servicios. Además, incluye una partida de fondos de contingencia e imprevistos de 5.000 euros. Campos resalta el 37% que se destina para inversiones reales. “Son 487.000 euros, lo que supone un incremento con respecto a este año”.

UCIN se ha abstenido y J. Carlos Presas ha apuntado que podría haber un ahorro en la nave para la maquinaria municipal. El BNG ha votado en contra y Mar Vila señala que son “continuistas, se ve la misma intención de seguir con las mismas inversiones hacia las mismas personas; si el dinero de algunos gastos se revirtiese para los vecinos desde una óptica igualitaria, sería beneficioso para todos”.