La junta de gobierno local de la Diputación aprueba tres aportes económicos del Plan Concellos para Lalín, por un importe de 596.876 euros. En concreto, 94.778 servirán para financiar la red de abastecimiento de agua potable de Palmar y Casares, así como una actuación puntual en Bergazos. Por otro lado, 189.600 euros irán destinados a pavimentación de viarios en los siguientes lugares: Anzo; Méixome; Prado; los caminos al depósito de agua nuevo; Torguedo-Catasós; Vilamaior-Botos; Pena-Donsión; en el entronque de Anseán; en el camino en Xar; en el camino en Carragoso; el acceso a Cáceme; el acceso a Rodís; en Val de Carrio-Igrexa; en la pista de Rielo, así como en las de Oís Grande, Vila Santiso y de Brántega a Cruceiros; en el acceso a Viñoa; en la carretera en Muiños-Vilanova y en Meixomín; y en la pista de Vales-Gresande.

Al margen de estos aportes para mejoras en infraestructuras, la administración provincial concede a Lalín otra subvención, en este caso enmarcada en la línea 3 de dicho plan, por 312.498 euros. Esta cantidad servirá para costear la contratación de 35 personas trabajadoras.

Además de las cuantías para la cabecera comarcal dezana, la Diputación sacó adelante nuevos recursos económicos para distintas actuaciones en Baiona, Pontecesures y Tui. En total, los cuatro municipios recibirán más de un millón de euros que servirán también para pavimentaciones y mejoras de diversas infraestructuras locales.