Continúa la escalada de contagios de Covid-19 en Lalín, que ayer marcó un nuevo techo de casos activos: 67 en total, dos más que el jueves, en una semana en la que no ha bajado de sesenta ningún día. Además, registró el fallecimiento de un vecino de A Xesta de 86 años, que estaba ingresado en el CHUS y presentaba patologías previas. Sería la segunda muerte de esta segunda ola de la pandemia, después de la de una mujer de Madriñán, también octogenaria, en octubre.

Ante el aumento de positivos, el martes comenzarán a realizarse test rápidos de antígenos en Lalín, tal como informaron al gobierno local ayer por la tarde desde el centro de salud. Este tipo de pruebas tienen que hacerse en los primeros cinco días con síntomas de Covid-19 y, a diferencia de las PCR, los resultados se dan en “unos quince minutos”, indica la concejala Eva Montoto. De este modo, las personas que noten síntomas podrán ser derivadas por sus médicos a la carpa que instalará el lunes el Concello –a petición de la coordinadora médica de Atención Primaria– junto al propio ambulatorio, sin tener que desplazarse hasta Santiago de Compostela; ni siquiera tendrán que bajarse del coche. Estos test presentan una fiabilidad del 98% siempre que se realicen en los primeros cinco días desde el inicio de los síntomas.

Centros educativos

En contra de lo que viene siendo habitual, desde Atención Primaria de A Estrada no se facilitaron datos ayer sobre la situación epidemiológica. Vila de Cruces reduce un caso y queda en la docena, de la que no ha bajado en todo el mes de noviembre.

En los centros educativos de Deza y Tabeirós-Montes había ayer 18 positivos, cuatro menos que la víspera, según la Consellería de Sanidade. Doce corresponden a A Estrada, con cinco casos en el IES Manuel García Barros, dos en los CEIP de Figueiroa y de Vea y uno en el de O Foxo y en los institutos Nº 1 y Antón Losada Diéguez. En Lalín hay cuatro contagios, dos en el colegio de Vilatuxe y los otros, en los institutos. Completan el listado sendos positivos en los colegios púbicos de Silleda.

Silleda cierra el centro social tras saltar un positivo en la plantilla

El Concello de Silleda suspendió ayer la atención presencial en el departamento de servicios sociales tras detectar un caso positivo de Covid-19 entre la plantilla. Así, pues, las instalaciones del centro social permanecen cerradas al público, aunque se mantiene la atención mediante teletrabajo. De hecho, a la espera de los resultados de las PCR realizadas, el personal sigue realizando su labor de forma telemática. Para cualquier consulta, las personas usuarias pueden llamar igualmente al teléfono 986 59 20 37 o al número del consistorio (986 58 00 00). El número de silledenses infectados con el virus SARS-CoV-2 bajaba ayer a 26, uno menos que la víspera, cuando se había dado el primer repunte de la semana. El municipio se sitúa en alerta amarilla en el mapa de la Xunta, dado que las PCR practicas en los últimos siete días arrojaron entre 7 y 14 contagios.