El Concello de Lalín ha iniciado labores de desinfección de las entradas a los cementerios y de sus contenedores con motivo de la inminente celebración del Día de Difuntos. En los accesos se establecen las normas a seguir durante estos días a través de carteles informativos, tal como se acordó en la comisión de la Covid-19. De este modo, se debe guardar una distancia de seguridad de dos metros entre personas y grupos de hasta cuatro convivientes, con una estancia máxima de media hora en los camposantos. Guardia Civil, Policía Local y Protección Civil incrementarán la vigilancia. Los baños de A Romea estarán cerrados.