DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cinco concellos tienen planes contra incendios y Lalín y Agolada están en fase de redacción

Vila de Cruces y Dozón ni siquiera han empezado con este trámite, obligatorio desde el año 2007 | La Xunta ya entregó sus respectivos documentos a los demás municipios

Uno de los incendios del pasado verano en Riobó estuvo próximo a granjas. |  // BERNABÉ/ANA AGRA

Uno de los incendios del pasado verano en Riobó estuvo próximo a granjas. | // BERNABÉ/ANA AGRA

Lalín y Agolada son los únicos municipios de la comarca que todavía están elaborando sus planes municipales de prevención y defensa contra los incendios forestales, un documento obligatorio desde 2007, cuando entró en vigor la Ley de Prevención y Defensa contra los Incendios Forestales de Galicia. Vila de Cruces y Dozón ni siquiera tienen afrontado este trámite.

Así las cosas, la Xunta ya les entregó a otros cinco municipios de las comarcas sus respectivos documentos. Rodeiro dispone de él ya desde 2019, puesto que era uno de los 34 municipios gallegos con elevado riesgo de fuegos forestales. Camba, junto a Silleda, así como Forcarei, A Estrada y Cerdedo-Cotobade, ya en tierras de Tabeirós-Montes, dispone así de las directrices necesarias para proteger a los núcleos habitados de posibles fuegos. Este documento, además, les permite a los municipios acceder al visor de franjas, una herramienta pionera de la Xunta en la que se pueden ver las parcelas que están en las franjas de los 50 metros más próximos a las viviendas con la referencia catastral. Así, a través del programa Xesbío los concellos pueden gestionar y elaborar diferentes tipos de notificaciones que serán remitidas a los titulares de esas parcelas localizadas en franjas secundarias. Además, también permite generar un documento de adhesión de particulares al contrato de gestión de la biomasa. Hasta la fecha, la Xunta ha entregado 210 planes municipales de prevención. En cuanto a los que están elaboración, hay otros 53, además del de Lalín y Agolada.

Prevención de daños

Por otra parte, el gobierno autonómico entrega cerca de seis millones de euros a más de 600 beneficiarios para tareas de prevención de los daños causados a los bosques por incendios, desastres naturales y catástrofes en montes vecinales en mano común, agrupaciones, mancomunidades y sociedades de fomento forestal (Sofor). En la provincia de Pontevedra, las ayudas que ayer publicó el DOG recogen 181 beneficiarios, entre las que están entidades de las comarcas como la Sofor de Parada o las comunidades de montes de Moa, Soutelo de Montes, Méixome, Tomonde, A Xesta, San Miguel de Presqueiras o Quireza, entre otras.

Las ayudas comprenden dos líneas: por un lado, acciones encaminadas a eliminar o reducir riesgos, mediante intervenciones como el rareo y eliminación de restos de entrefajas de masas forestales o el control selectivo del combustible en las áreas de devasas, fajas auxiliares de pista y regenerado forestal. La otra línea de ayudas está encaminada a la construcción de puntos de agua. En este sentido, hay 138 expedientes aprobados para una ayuda de más de 1,5 millones en total. Otros 493 optan a cuantías para evitar riesgos, de incendios por 4,3 millones en total.

Compartir el artículo

stats