La Asociación pola Defensa do Val do Liñares ha fijado para mañana por la tarde la inspección de otoño del río Liñares que viene realizando desde hace más de diez años. Un biólogo de la asociación ecologista Adega guiará la iniciativa, que el colectivo estradense abre al público en general pero advirtiendo que los interesados en participar deben comunicar de antemano su intención de asistir ya que, siguiendo las restricciones vigentes a causa de la pandemia del coronavirus, el número de participantes se verá reducido a un máximo de 5 personas.

Los asistentes tendrán oportunidad de implicarse en la labor de diagnosis del estado de salud del río mediante el análisis de diversos parámetros (PH, nitratos, oxígeno disuelto, temperatura y caudal) así como del estudio de macroinvertebrados (larvas de caballitos del diablo y de libélula) que viven en el lecho del río y son bioindicadores de la calidad del agua. También se revisarán posibles impactos y residuos que afecten al río Liñares.