El Concello de Rodeiro denunció en el cuartel de la Guardia Civil de la localidad el robo de dos de los cuatro grandes contenedores que tiene el punto limpio. Estos depósitos se utilizan para materiales como colchones, electrodomésticos y madera. Durante el fin de semana, desaparecieron de las instalaciones. El alcalde, Luis López, señala que los ladrones tuvieron que usar un camión específico para llevárselos, puesto que cada contenedor pesa más de dos toneladas. Durante el robo, los ladrones vaciaron el contenido de estos dos depósitos por el enclave del punto limpio. Cada uno de los colectores cuesta en torno a 3.000 euros.

En este punto limpio, por otra parte, es frecuente que usuarios incívicos dejen esparcidos a la puerta y esparcidos los residuos para su reciclaje.