Comercio y hostelería son dos de los sectores más afectados por la crisis derivada de la pandemia. De ahí que surjan iniciativas para intentar ayudarles a paliar la situación, bien en forma de subvenciones directas, bien a través de rebajas fiscales, como propusieron en la capital dezana Compromiso por Lalín y PSOE. Por eso, el principal partido de la oposición lamentaba ayer que el gobierno lleve al pleno del viernes la aprobación de las ordenanzas fiscales sin modificación alguna, más allá de la aplicación del IPC. “Crespo demuestra nula sensibilidad con los impuestos de los lalinenses”, afirma el coordinador de CxL, Rafael Cuiña, que seguirá insistiendo en la exención de las tasas de agua, saneamiento o basura, así como la revisión de la de terrazas, para el próximo año. “El campeón de pedir que se quiten las plusvalías en plena recuperación, después de haberlas puesto, es incapaz de tener el más mínimo gesto de solidaridad con un pueblo que está sufriendo las consecuencias de la pandemia”, aduce. “Al PP se le llena la boca pidiendo rebajas de impuestos en lugares en donde no gobierna, mientras en Lalín se niega a hacerlo”, critica.

Feira do Cocido

Por otra parte, la concejala de Cultura e Turismo, Begoña Blanco, anunciaba ayer una reunión con la hostelería para abordar la Feira do Cocido de 2021. En el encuentro, que tendrá lugar este jueves, día 29, a las 17:30 horas, en el vestíbulo del consistorio, se dará cuenta de la situación de la pandemia y se recabará la opinión de los asistentes con vistas a la celebración de una cita festiva de carácter internacional. Desde el gobierno insisten en que quieren prestar atención a un evento gastronómico de gran trascendencia social y económica para el municipio.