El centro de salud de A Estada solicitó ser la “sede” del primer ensayo en la realización de test de antígenos en los centros de Atención Primaria de Galicia que finalmente la Xunta le adjudicó al de Ribeira. Así lo desveló ayer el líder del PSOE local, Luis López Bueno, anticipando que llevará ese asunto al próximo pleno.

En su opinión, “es inadmisible que la excelencia del ambulatorio estradense –acreditada con los galardones Best In Class en numerosas ocasiones– no se vea apoyada por el gobierno municipal”. El líder socialista considera que el hecho de que “Ribeira haga los ensayos revela que el alcalde no se entera de nada o que es absolutamente irrelevante en la Xunta de Galicia”. Igualmente le afea al ejecutivo local contar con un área de Sanidad “que no realiza ninguna gestión”. Convencido de que “el alcalde de Ribeira le ganó el partido a A Estada por incomparecencia”, López Bueno ve “gravísimo” que la decisión de otorgarle las pruebas a Ribeira se adoptase “mientras A Estrada encajaba los casos de una segunda ola” y sin que el gobierno local “hiciese nada al respecto”.

Destaca que Galicia ”bate récords de casos activos y de contagios día a día” y en vista de la situación, considera “retratado a López Campos, considerando sus declaraciones de ataque al Gobierno en la primera oleada de la pandemia como “vergonzosas”. Se demuestra ahora, asegura, que hizo el ridículo.

Deja caer también que “habría argumentos para culpar al gobierno local del incremento de casos” porque, “por ejemplo, las desinfecciones en los parques infantiles son claramente insuficientes por falta de personal disponible”. Pero, acto seguido, afirma “no lo haremos. Somos realistas y mucho más responsable que López Campos”, afirma. De hecho, le tiende la mano al ejecutivo local para combatir la segunda ola: le ofrece el apoyo del grupo municipal socialista para adoptar las medidas necesarias para atajar el incremento de casos, “el actual y los que puedan venir” y confía en que las restricciones impuestas desde el Gobierno central y la Xunta sean suficientes aunque remarca la obligación de “estar alerta”. “Ya vimos cómo se puede torcer la situación en pocos días”, señala.

En revertir esa adversa situación a la que alude el líder socialista está centrado el personal del centro de salud local, con su jefe del Servizo de Atención Primaria, Juan Sánchez Castro, a la cabeza. Y, tal como ya avanzó FARO ayer, están empezando a doblegar la curva. Si el domingo ya se iniciaba esa tendencia gracias a dos altas a dos pacientes ya recuperados y a la falta de nuevos positivos contabilizándose, por tanto, 45 casos activos frente a los 47 del sábado, ayer se producía una nueva alta y, aunque levemente, se continuaba doblegando la curva. Con los nuevos datos en la mano, quedan 44 casos activos, dos de ellos ingresados, contabilizándose 3 brotes. Y la ratio de positividad volvía a descender del 6,59 al 6,25 para los últimos 7 días. Lo que sube es la media de edad de los activos, que se sitúa ahora en los 48 años.

El retroceso en el número de enfermos no fue la única noticia positiva del día. También lo fue el hecho de que los test que se han practicado ya a la práctica totalidad de los trabajadores de Emerxencias –salvo a los tres que trabajaban ayer– han dado negativo en Covid, según explicó ayer el teniente de alcalde, Juan Constenla. Aun así, los 5 aislados por contacto con el positivo tendrán que continuar aislados en sus domicilios durante los 10 días de rigor para minimizar riesgos en caso de que alguno de ellos se positivice finalmente.