Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sara Piñeiro | Estudiante de Pintura

"Exponer en el museo de la ciudad en la que me formé es una buena forma de despedirse"

Sara Piñeiro es una de las artistas seleccionadas entre los "Novos Valores 2020" de Pontevedra con una obra de pinturas con tinta

Sara Piñeiro ante algunas de sus piezas de pintura y dibujo. La obra que se expone en el Museo de Pontevedra está basada en pinturas de selfies realizados durante el confinamiento.

Sara Piñeiro ante algunas de sus piezas de pintura y dibujo. La obra que se expone en el Museo de Pontevedra está basada en pinturas de selfies realizados durante el confinamiento.

Formar parte los Novos Valores 2020 es un orgullo para los artistas. Un certamen que organiza la Diputación de Pontevedra desde finales del siglo XIX y del que se beneficiaron artistas como Colmeiro o Laxeiro. Este año ha entrado Sara Piñeiro, afincada en Lalín durante más de una década. Forma parte de esta exposición en el Museo de Pontevedra con su obra The Daily Me: Nove últimas selfies do meu iphone.

-¿Cómo surgió la posibilidad de formar parte de la muestra?

-Es un concurso que al haber estudiado en Pontevedra es conocido por todos. Al estar en la facultad de Bellas Artes, tratamos de presentar allí las piezas. En mi caso, tratara de entrar en la muestra el año pasado, pero este año sí. Presentara un cuadro que realicé para el trabajo de fin de grado. Este año, me decanté por trabajos de dibujos que hice durante el confinamiento y parece que tuvo más éxito.

-¿Qué tiene de peculiar la obra?

-Son como transferencias de dibujo, realizados con tinta y transferidos con disolvente a otros papeles. Están basados en selfies que me fui sacando durante todo el confinamiento, explorando un poco esa idea de cómo se puede llegar revertir la imagen al estar tantas horas con el móvil, que al final, al estar confinados es una cosa que vivimos casi todo el mundo.

-El confinamiento ayudó a crear esta pieza...

-Sí, totalmente. Está directamente relacionado. De echo, es una cosa que hice durante el confinamiento de forma asidua, para relajarme. Tratando de hacer dibujos sin ser demasiado pretenciosos, tratando de ir más allá y cuando vi que tenía un cuerpo de trabajo con sentido, decidí presentarlo porque me parecía bastante representativo del momento actual.

-Supongo que es un orgullo formar parte de un certamen del que salieron grandes nombres...

-Por supuesto. Estoy contentísima de formar parte de esto. Sobre todo tener una exposición en el Museo de Pontevedra que es la ciudad en la que estudié y a la que le tengo mucho cariño. Aunque ahora ya no estoy allí, pues es una buena forma de despedirse de la que fue mi casa por un tiempo.

-¿Es la primera exposición que realiza?

-Tuve algunas exposiciones colectivas más, pertenecientes a otras convocatorias a nivel de la Xunta, el Xuventude Crea, o otras que organizamos dentro de la propia facultad; la selección de trabajos de fin de grado y ahora mismo estoy pendiente de preparar algunas cosas más. En concretos, para una muestra colectiva que va a haber en Vigo en el espacio alternativo Fuck This Studio de unas chicas viguesas y realizan ahora una exposición y estoy trabajando pensando en ello. Dentro del máster también tenemos varias ideas y quiero probar cosas nuevas, conocer sitios por aquí en Bilbao y ver qué más puedo hacer.

-Actualmente estudia el Máster de Pintura, ¿es el área que más le gusta?

-Sí, es la rama que más desarrollé durante toda la carrera, pero siempre sin dejar de lado el dibujo, que es algo con lo que me crié. Sí que estoy viciada a la pintura, por eso realizo este máster, pero estoy abierta a otros medios, como las nuevas tecnologías.

-Por otro lado, también forma parte del grupo Ukestra do Medio, ¿continúa en él?

-Sí, a distancia, pero sí. Empezamos en 2013 y es un grupo exclusivamente de ukeleles. Primero hicimos versiones y este último año sacamos nuestro segundo disco largo, con diez temas y cinco de ellos propios. Fue un problema, porque empezamos a grabarlo y saltó la cuarentena y nos vimos en la obligación de presentarlo de una forma anormal y casi sin conciertos. Aún así, seguimos preparando el repertorio, porque tenemos algunas fechas en Portugal y Santiago de Compostela. Aunque esto puede cambiar en cualquier momento. Nosotros preparamos todo, pero estamos con la incertidumbre de que en cualquier momento se pueda cancelar todo.

-¿Cómo surgió la idea de este grupo tan peculiar?

-Nos conocimos en unas aulas para aprender a tocar el ukelele y al desarrollar la afición por este instrumento, decidimos montar el grupo. Era un momento en el que el instrumento estaba de moda, porque es ligero y fácil de tocar. Una vez que empiezas con él resulta vicioso.

-Dentro del mundo artístico, ¿se queda con la pintura y la música?

-Me gustan muchas áreas, pero sí es cierto que a nivel profesional estoy más enfocada a la pintura y dibujo y producción artística en estos medios. La música es algo que llevo de forma paralela, pero que mantengo porque es algo que me motiva. También estoy explorando de forma individual arte por código. Es algo reciente que funciona a través de programas que crean imágenes a partir de algoritmos en el que puedes crear piezas interactivas y demás. Hay mucho movimiento en torno al arte tecnológico.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats