Dinamizar el rural estradense a nivel social, artístico, ambiental y social es el gran objetivo con el que nace la cooperativa Camiño Circular. Siguiendo cinco líneas iniciáticas, este proyecto puesto en marcha por tres jóvenes estradenses intentará tejer una red que permita abarcar diferentes aspectos para potenciar el tejido productivo y social del municipio. Para ello, Mar Blanco, Laura Tojeiro y Laura Blanco aportarán a la cooperativa sus diferentes formaciones y habilidades. Tras meses de trabajo en la sombra, Camiño Circular ya cuenta con varias iniciativas en marcha que presentarán en las próximas semanas. Antes de conocer esos primeros proyectos, conocemos la hoja de ruta marcada por las tres protagonistas para su cooperativa.

"Todo depende de todos", nos explica Tojeiro al hablar de la red de apoyo que quieren tejer para ayudar a colectivos e iniciativas surgidas en el rural estradense, incidiendo además en la idea del circulo. Bióloga y músico, se centrará principalmente en la parte más artística de Camiño Circular. Mar Blanco por su parte es conocida por su labor como portavoz de la formación política Móvete. Su trabajo se centrará más en el contacto con los diferentes productores. Su hermana Lara Blanco completa el grupo. Como trabajadora social se encargará de la parte más humana de esta cooperativa. Todas ellas además trabajarán conjuntamente en los aspectos ambientales. "Somos una cooperativa interdisciplinar de tres mujeres conocedoras del entorno, donde creamos caminos que generen un impacto positivo a través de la colaboración con todos los agentes del territorio. Construimos proyectos comprometidos y responsables que parten de la innovación social y cultural como manera de transformar nuestro rural", explican.

La manera de dar forma a su proyecto ha sido mediante la creación de una cooperativa con tres socias en la que cada una aporta y recibe una parte. Sin embargo, Camiño Circular busca ser viable en el tiempo, por lo que la intención es reinvertir las ganancias en el propio proyecto. Esta idea surge de la necesidad de financiar algunas ideas con la organización de otras, porque esta cooperativa abarcará diferentes ámbitos.

En concreto, Camiño Circular se plantea cinco líneas de trabajo. "Nos definimos en base a cinco caminos que tienen como destino un objetivo común: el desarrollo sostenible, saludable y solidario de nuestro rural, de nuestras comunidades y de todo el entorno", explican desde la cooperativa.

Uno de los aspectos más llamativos de la iniciativa es el bautizado como "Camiño Local", en el que buscan desarrollar de manera alternativa los sectores económicos en regresión, poniendo en valor el tejido productivo, el patrimonio y el turismo sostenible. Para ello promueven servicios orientados a la producción local, la dinamización de espacios públicos y negocios locales o la organización de redes de intercambio local, entre otras.

En su "Camiño Social" promoverán una comunidad solidaria, inclusiva, diversa y participativa, realizando actividades que promuevan la conexión de los diferentes colectivos y el conocimiento de las diversas realidades sociales existentes tanto a nivel local como global. A nivel ambiental proponen realizar paseos sonoros y temáticos en el rural, la divulgación de iniciativas sostenibles o talleres de concienciación ambiental, entre otras iniciativas. También estaría el "Camiño Artístico", planteando la organización de diferentes talleres, además de ofrecer clases de música y una red de intercambio de instrumentos.

La quinta y última propuesta nace con el nombre de "O teu camiño" y en ella se abre la posibilidad de crear proyectos adaptados y particularizados para cada persona o productor, además de diseñar actividades a medida.