Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El programa "Cóidame" llega a 13 familias y estudia su continuidad más allá del mes de diciembre

Hay progenitores dispuestos a pagar por el servicio - Las tareas de acompañamiento o recogida del cole, entre las más demandadas

Vanessa Loureiro, con uno de los niños que atiende bajo el programa de conciliación.

Vanessa Loureiro, con uno de los niños que atiende bajo el programa de conciliación. // Bernabé/Javier Lalín

El 1 de septiembre Silleda ponía en marcha una propuesta pionera en la conciliación laboral y familiar, que se hizo más difícil todavía con esta pandemia sanitaria. El programa 'Cóidame' ofrece un servicio de atención a la infancia a domicilio para niños y niñas de entre 12 semanas y 12 años de edad así como para menores con diversidad funcional.

'Cóidame' no es una guardería a domicilio, como recalca la concejala de Benestar Social, Ángela Troitiño, sino una prestación para dar respuestas puntuales a problemas que puedan tener sus progenitores con el trabajo, con citas médicas o con otras gestiones y que les impidan atender a sus crianzas en determinadas horas del día. El plan es gratuito para los usuarios, ya que cuenta con una ayuda de la Diputación dentro de la estrategia local para la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres. A día de hoy, presta ayuda a 13 familias y su éxito es tal que varias están dispuestas a pagar por este servicio. Ante esta acogida, Troitiño apunta que el ejecutivo trasdezano va a estudiar la posibilidad de continuar con el programa más allá de diciembre, la fecha prevista para su remate.

Cada familia tiene un tope de 80 horas. Puede recurrir a 'Cóidame' a diario, si es preciso, con un abanico de entre una y seis horas y avisando siempre con 48 horas de antelación. Cuando una familia se anota en este servicio, pasa por una entrevista para exponer sus necesidades y después se realiza una valoración. Coesco es la empresa que se encarga del programa. Su directora, Mónica Dacosta, explica que en estos casi dos meses se demandan "tanto servicios puntuales como otros más continuados por problemas de conciliación, como la recogida del colegio". La empresa cuenta con siete monitoras que, como tope, atienden cada uno a dos niños a la vez (si se trata de hermanos, claro). Los servicios arrancan en torno a las 7.30 horas para ayudar al niño o niña a vestirse, desayunar e ir hasta la escuela infantil o colegio. Las demandas también se concentran en la salida del colegio, en torno a las 14.00 horas. Aquí las personas monitoras pueden limitarse a acompañar al pequeño a su casa o pasar la tarde con él, ayudándole en las tareas escolares o realizando actividades lúdicas hasta que llegan sus progenitores a la vivienda. Además, se avisa a éstos por whats app cuando el niño ya ha llegado a casa.

La mayoría de las familias usuarias residen en el casco urbano y se procura que cada monitora (ahora mismo en la plantilla solo hay mujeres) atienda siempre al mismo niño, para evitar riesgos de contagio de Covid y para que el niño esté más tranquilo. De hecho, cuando son usuarios de muy corta edad, la monitora conoce ya con anterioridad a la familia. Y además, la pandemia también provocó que se evite poner en riesgo a los abuelos para ir a recoger a sus nietos al cole.

Las monitoras que trabajan en 'Cóidame' están formadas en psicología, psicopedagogía, educación social o como monitoras de tiempo libre. Todas son del municipio de Silleda. Coesco ya se encarga del Servizo Lúdico Educativo, así que buena parte de la plantilla de este programa así como los infantes que lo usan ya se conocían con anterioridad. La mayoría de los pequeños son estudiantes de Primaria y aprovechan para que sus acompañantes les echen una mano en los deberes.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats