También la Vía de la Plata y el Camino de Invierno, que cruzan las comarcas de Deza y Tabeirós, siguen moviendo la economía de ambas comarcas con su constante goteo de peregrinos. Solo en septiembre, según datos estadísticos manejados por la Oficina del Peregrino, a través de la Vía de la Plata peregrinaron 260 personas, mientras que otras 86 lo hicieron por el Camino de Invierno.

La comparación de estos datos con los del mismo mes del pasado año 2019 es muy dispar en ambas variantes del Camino a Santiago. Mientras que el Camino de Invierno gana este año dos peregrinos respecto de los 84 contabilizados el pasado año, la Vía de la Plata ha perdido en el noveno mes de 2020 prácticamente dos tercios de los peregrinos que la recorrieron en el mismo período de 2019. Entonces se contabilizaron 761, una cifra sensiblemente superior a los 260 de septiembre de este año.