El Concello de Vila de Cruces emprendió el viernes el pago de la primera fase de las ayudas a empresarios del municipio que están atravesando una difícil situación derivada del impacto de la crisis sanitaria. En concreto, el ayuntamiento cruceño inició abonó las ayudas a los ganaderos que las solicitaron. Fuentes municipales subrayan que, aunque los trámites son complicados, el Concello está trabajando para agilizar el papeleo al máximo.

Tras esta primera fase, la administración municipal comenzará con el pago de las ayudas para comerciantes. El alcalde, Luis Taboada, agradeció la comprensión de los vecinos a la hora de esperar por estas percepciones, si bien subrayó que sabe que los funcionarios municipales están dando a este trámite máxima prioridad.

Por otro lado, el gobierno lamentó el voto en contra de PSOE y BNG a "tres obras que eran muy importantes para este Concello" y señala que la sesión plenaria está grabada para que cualquier vecino pueda comprobar una argumentación que el ejecutivo considera "injustificable".