Septiembre ha sido propicio para la creación de empleo en Deza y Tabeirós-Terra de Montes, que terminó con 75 parados menos. Aunque no basta para contrarrestar la subida de agosto (83 personas), sí supone volver a la tendencia que se había dado entre mayo y julio. Entre ambas comarcas totalizan 3.345 demandantes de trabajo, 329 más que hace un año.

Deza vuelve a bajar de los 2.000 parados, al recortar 56 en septiembre, mientras que Tabeirós reduce su lista en 19. Casi todos los concellos presentan datos positivos: Lalín se apunta la mayor caída, cifrada en 40 demandantes, si bien en agosto había ganado 52 desempleados; le siguen A Estrada, con 24 menos, y Silleda, con once. Las únicas excepciones son Forcarei y Agolada, que incrementan su lista de solicitantes en 7 y 6 personas, respectivamente.

Pese a bajar en 73 mujeres durante septiembre, el paro femenino se mantiene en niveles muy superiores (2.068 inscritas) al masculino (1.277), que solo recortó dos. Únicamente hay dos municipios en donde la cifra de hombres rebasa a la de mujeres, que son Rodeiro y Forcarei. Por edades, el saldo del mes pasado es positivo entre los mayores de 25 años, con 81 demandantes menos, mientras que entre los más jóvenes figuran seis más.

La agricultura fue el único sector en negativo durante el último mes del verano, pues los cuatro solicitantes que recortó en Tabeirós-Montes no fueron suficientes para contrarrestar los nueve que ganó en Deza. La mayor caída se produjo en los servicios, con 45 solicitantes menos en la comarca dezana y trece en la otra; con todo, aglutinan prácticamente un tercio del total de inscritos en las oficinas de empleo de la zona. También fue positivo el comportamiento de la industria, que redujo su paro en catorce personas, trece de ellas en Deza. Son cinco parados menos en la construcción y tres entre quienes buscan su primer empleo.