Silleda y Rodeiro tienen previsto poner en valor su rico patrimonio arqueológico y arquitectónico con una serie de actuaciones. En el caso de Trasdeza, se trata de la rehabilitación de la Mámoa da Chousa Nova, y en el de Camba la recuperación artística de la parroquia de San Martiño de Asperelo. El Concello de Silleda sigue apostando por la señalización de su amplio patrimonio. De nuevo a través de la línea de ayudas de la Deputación, la siguiente actuación municipal tendrá como protagonista dicha mámoa situada en Campomarzo, en la parroquia de Abades. Está previsto acometer un proyecto que incluye la limpieza, una nueva sinaléctica y la reparación del cierre de madera que rodea al recinto neolítico y que ahora presenta daños en algún punto. En cuanto a la señalización, se colocará un nuevo panel explicativo, que incluirá textos y códigos QR redactados y supervisados por arqueólogos en el área de protección del elemento. También se colocarán paneles indicativos direccionales para llegar al lugar, en A Bandeira y en el cruce con el lugar de Campomarzo. El coste total del proyecto supera los 5.500 euros y para el alcalde Manuel Cuíña "con esta iniciativa queremos continuar poniendo en valor el legado arqueológico de Silleda, de gran valor, después de mejorar la señalización de los petroglifos y otros yacimientos de la zona sur del municipio en los últimos años".

Por su parte, Rodeiro ha solicitado una subvención al organismo que preside Carmela Silva con el objetivo de realizar una sinaléctica de los bienes arqueológicos de diferente adscripción cronocultural, así como el crucero y la iglesia parroquial de San Martiño de Asperelo y el crucero del lugar de Orín de estilizado fuste y crucifijo con una rica configuración. La propuesta rodeirense se centra en poner en valor la iglesia parroquial de románico tardío, el crucero y el impresionante petroglifo del Coto das Lavas al que está previsto aplicarle la técnica fotogramétrica. Además, en Ourín los trabajos se centrarían en el antedicho crucero y en Caxide en su petroglifo y las mámoas 1 y 3. Dentro de la ruta que está pensado poner en marcha en Rodeiro también se incorporarán las mámoas 1 y 2 de Alén, en la parroquia de Carboentes, al formar una única necrópolis neolítica. En la propuesta del consistorio también se especifica que no se llevarán a cabo obras de acondicionamiento de ningún tipo ya que todos los elementos se encuentran al parecer perfectamente comunicados por carreteras comarcales, caminos y congostras.